La DGT aumenta la vigilancia en las vías secundarias asturianas

De los 673 accidentes con víctimas que tuvieron lugar en estas carreteras, 255 se debieron a salidas de vía

EFE

La Dirección General de Tráfico pondrá en marcha entre hoy y el 29 de octubre una campaña de vigilancia, control y concienciación de los riesgos de la circulación en vías convencionales, donde perecieron 20 de las 26 personas fallecidas el pasado año en carreteras de Asturias.

A esas 20 personas que perdieron la vida en accidentes de tráfico en 2016 en el Principado en carreteras convencionales -vías que no están desdobladas y sólo tienen un carril en cada sentido-, se suman los 112 heridos que requirieron hospitalización.

En Asturias de, de los 673 accidentes con víctimas que tuvieron lugar en estas carreteras, 255 se debieron a salidas de vía, en los que murieron 13 personas, mientras que los muertos en colisiones frontales fueron cuatro. En total, en Asturias existen 5.000 kilómetros de vías interurbanas según el cómputo del Ministerio de Fomento correspondiente a 2015, de las que 4.584 son carreteras convencionales.

Para intentar reducir la siniestralidad en estas vías, la DGT está acometiendo diversas actuaciones, entre ellas la instalación de guías sonoras longitudinales o de los denominados "cruces inteligentes", sistemas de señalización dinámica de intersecciones al mismo nivel que detecta un vehículo en uno de los ramales de acceso al cruce y activa un panel luminoso, lo que alerta al conductor que circula por la vía con preferencia de la presencia de coches en el cruce. Esta señalización ya se ha puesto en marcha en el cruce de Ceceda, situado en el punto kilométrico 378,8 de la carretera N-634.

Esta nueva campaña de vigilancia de la DGT incluirá una mayor presencia y controles de Guardia Civil en vías convencionales, con especial atención al exceso de velocidad, el consumo de alcohol y drogas al volante, el uso de cinturón de seguridad, casco, sillitas infantiles y la documentación en regla, como la ITV.

Será vigilancia a pie de estas carreteras y desde el aire a través de los helicópteros de Tráfico y que se completará con campañas en medios de comunicación sobre los riesgos de no cumplir con las normas de circulación.

Algunos de los motivos que llevan a la DGT a realizar periódicamente campañas intensivas en las carreteras secundarias son, fundamentalmente, la elevada siniestralidad: de los 1.810 fallecidos en 2016, 964 personas perdieron la vida en estas vías que no están desdobladas y solamente cuentan con un carril en cada sentido.

Fotos

Vídeos