Los autobuses de ALSA no arrancarán si el conductor supera la tasa de alcohol

Los autobuses de ALSA no arrancarán si el conductor supera la tasa de alcohol

También se instalará un sistema de seguridad mediante cámaras que, ante determinadas ocasiones, realice grabaciones de imágenes interiores y/o exteriores del autocar

EFEOviedo

Los autobuses de la empresa de transportes ALSA en Asturias implantarán un sistema que impedirán arrancar el vehículo si el conductor supera la tasa legal de consumo de alcohol tras el acuerdo alcanzado con los sindicatos UGT y CC OO.

Según ha informado este lunes la empresa, el acuerdo también recoge el establecimiento de un sistema de seguridad mediante cámaras que, ante determinadas condiciones anómalas de la circulación o a petición del propio conductor, realice grabaciones de imágenes interiores y/o exteriores del autobús.

La finalidad primordial de la instalación cámaras a bordo de los vehículos es preservar la seguridad de las operaciones y la protección tanto del personal de conducción como de los viajeros ante eventos que pudieran poner en peligro su integridad.

El acuerdo fija que el grado de implantación de estos sistemas será el decidido por la empresa sobre la flota actual y los planes de renovación y ALSA se ha comprometido a introducirlos ambos como inversión obligatoria en los planes de mejora de los servicios regulares dependientes del Principado de Asturias.

En un comunicado, la empresa celebra el acuerdo con los sindicatos al considerar que muestra la responsabilidad de todos los actores implicado para trabajar en la reducción de los riesgos derivados de la conducción en todos sus ámbitos, uno de los cuales es la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos