Una avispa asiática merodea un panal en Sariego

Se expande por el territorio a razón de 50 kilómetros al año | El Gobierno regional pone en marcha el protocolo para exterminar al grupo tras la denuncia de un apicultor al que devoraron una colmena completa

L. A. R.

La ‘Vespa velutina’ o avispa asiático sigue extendiéndose por la geografía asturiana. Sin ir más lejos este viernes un apicultor de Sariego alertó de la detección de un nido en su finca de La Rimada, lo que fue considerado por la Consejería de Medio Rural como el primer aviso de presencia de este insecto en el centro de Asturias. Hasta ahora había sido en las alas, sobre todo, en el occidente del territorio regional, donde se habían producido las alertas sobre la existencia de nidos de avispas asiáticas, pero este último suceso confirma que la plaga se extiende y el Principado no está siendo capaz de detener su expansión.

Gerardo Acebal dio aviso de la presencia de avispas de gran tamaño en torno a sus colmenas el pasado miércoles, después de detectar que una ellas había sido prácticamente devorada. «Calculo que habrá entre cinco mil y diez mil abejas en cada colmena y la que resultó más dañada está prácticamente aniquilada. También empecé a notar daños en la otra», asegura.

En cuanto se percató de la presencia de este tipo de avispa dio aviso al 112 que de inmediato notificó el caso a la guardería del Principado. Ayer, expertos veterinarios se personaron en la finca para verificar la presencia de ‘Vespa velutina’ en La Rimada y tras confirmarlo se dio por activado el protocolo de actuación en estos casos. De momento, el apicultor debe tener paciencia y observar las copas de los árboles de hoja caduca donde suelen configurar su nido, si bien también fue informado de que la reina de esta especie suele alojarse en lugares distintos al resto del grupo, por ejemplo en techumbres o tendejones de casas o construcciones cercanas al panal.

Gerardo Acebal asegura que el año pasado obtuvo una producción de 45 kilogramos de miel y este año «debido a la seca y a la aparición de la avispa asiática creo que no llegaré a veinte». La avispa asiática se está expandiendo por Asturias a razón de unos 50 kilómetros al año. De cada nido sale un centenar de hembras, cada una de las cuales fundará una nueva colonia al año siguiente, con lo que su control es difícil. Además, según los expertos, es capaz de comer 25 o 30 avispas al día por lo que la población de este insecto tan necesario para el desarrollo del campo está en serio peligro si este nuevo enemigo al que se suman los pesticidas y la sequía sigue avanzando.

Temas

Sariego

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos