El anuncio de ayudas a zonas quemadas de Asturias dispara las críticas de los ecologistas

El anuncio de ayudas a zonas quemadas de Asturias dispara las críticas de los ecologistas
Terreno quemado en el concejo de Allande. / Damián Arienza

Amenazan con denunciar el caso ante la Comisión Europea y acusan al sindicato UCA de presionar a la consejería para que conceda fondos de la PAC

Marco Menéndez
MARCO MENÉNDEZGijón

Ocho organizaciones ecologistas se han unido para advertir a la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Autóctonos de que no permitirán que se destinen fondos de la PAC (Política Agraria Común) a subvencionar zonas quemadas por incendios forestales. Es más, indican que, en tal caso, denunciarán la situación ante las autoridades de la Comisión Europea (CE).

Estos colectivos recuerdan que un real decreto de 2014, sobre los pagos directos a la agricultura y la ganadería y otros regímenes de ayudas, prohíbe destinar ayudas de la PAC a estos terrenos, por lo que el Principado «está obligado a excluirlos de dichos pagos».

El caso es que aseguran que el sindicato Unión de Campesinos Asturianos (UCA) está presionando en ese sentido a la consejería, por lo que, además de denunciar la situación ante la CE, apuntan que exigirán «a las autoridades regionales asturianas las correspondientes responsabilidades que pudieran derivarse de su actuación irregular».

Por todo ello, se han dirigido a la consejería para que les remita información sobre las parcelas declaradas como pastos permanentes y que fueron afectadas por incendios forestales en 2017, las superficies de pastos permanentes sobre las que se pretende recibir una asignación de derechos de pago y copia de las actas de inspección realizadas por la autoridad sobre control y gestión de la normativa en materia de pagos directos a estas superficies.

Los grupos ecologistas aseguran que la Administración regional está obligada a facilitarles esa información y con ella «actuaríamos en consecuencia en caso de que desde la Consejería de Desarrollo Rural cayesen en la tentación de ceder ante las presiones del citado sindicato agrario UCA y concediesen ayudas de la PAC en las zonas quemadas».

Es más, estos colectivos recuerdan que el secretario general del sindicato fue recientemente condenado a ocho meses de cárcel y 35.000 euros de sanción por un delito de incendio forestal «por quemar 39 hectáreas de monte (incluidos robles y castaños) para generar pastos». En Asturias también causó polémica la reciente normativa que permite el uso ganadero de algunos de los pastos quemados por incendios forestales. Hasta hace menos de un año, esos terrenos debían de pasar varios años sin tener uso alguno, con el fin de favorecer su recuperación, situación que cambió en los últimos meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos