Los ayuntamientos aplican ya sanciones a quienes desobedecen a los socorristas

Dos socorristas esta mañana en la playa de San Lorenzo./Damián Arienza
Dos socorristas esta mañana en la playa de San Lorenzo. / Damián Arienza

«La insubordinación es algo que sufrimos casi cada día», lamenta el coordinador de Salvamento de Castrillón, Nacho Flórez

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Desobedecer a los socorristas tiene sanción y ayuntamientos como el de Gijón y el de Castrillón ya empiezan aplicar medidas para quienes no sigan las instrucciones del personal de salvamento en las playas y los desautoricen.

Las banderas rojas que ondean en las playas prohíben el baño a cualquier usuario de las mismas y desoír esas recomendaciones puede ser penalizado. Los profesionales están más que acostumbrados a las faltas de autoridad. No solo en lo que afecta al baño sino también con el horario del uso de los arenales por los perros o la prohibición de acampar de forma permanente en las playas.

La jornada de ayer fue el ejemplo más claro de algunos de estos conflictos. El coordinador de salvamento de Castrillón, Nacho Flórez, habló directamente de «insubordinación. Es lo que sufrimos casi cada día», ya que los profesionales de los servicios de salvamento «no tenemos autoridad».

Salvo que las ordenanzas municipales incluyan la posibilidad de sanción, «lo que no pasa en la mayoría de los concejos», los integrantes de los servicios de salvamento deben llamar al 112. «Desde allí se tramita el aviso a la Policía Local o a la Guardia Civil, que acuden al arenal para analizar lo sucedido e imponer la sanción necesaria».

Más noticias

El sábado fue trágico en las playas asturianas. Un vizcaíno perdía la vida en la tarde de ayer tras intentar rescatar a un niño en la playa llanisca de Buelna. «Nos metimos en el mar cinco minutos. Se veía que la mar estaba brava. Vimos que la gente miraba hacia un lugar, donde había un niño. Tres chavales y un señor entraron a por él. Ellos y el niño salieron. Él, no». Nazaret Cienfuegos no se olvidará del 29 de julio de 2017. El 'señor' que no salió del agua es J. C. P., de 52 años, natural de Lejona (Vizcaya), pero con vivienda estival en Colombres. Pasaba un día de playa con su mujer. Entró a ayudar a un niño en apuros y murió ahogado. Es el segundo bañista muerto en Asturias en menos de 24 horas. El día anterior la tragedia tuvo lugar en la playa de Barayo, en Puerto de Vega.

La muerte de J. C. P. llega, también, en la segunda jornada consecutiva de playas con prohibición de baño, debido a las condiciones de la mar. Treinta arenales lucieron ayer la bandera roja que impide entrar al agua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos