La baja natalidad se deja notar en las aulas

El consejero de Educación escucha a Carla, alumna de cuarto de Primaria en el colegio de Colombres. / NEL ACEBAL

Las clases arrancan con 950 alumnos menos en Infantil, etapa que pierde catorce unidades | Genaro Alonso aboga por un pacto por la Educación que permita la aprobación de una ley «más consensuada» que la LOMCE

LAURA MAYORDOMO COLOMBRES.

Vuelta a las aulas. A las nueve de la mañana arrancaba ayer el curso escolar para 67.550 alumnos asturianos, los de la segunda etapa de Infantil -de 3 a 6 años- y los de Primaria. A las puertas de los centros se vieron caras de sueño, algunas lágrimas entre los más pequeños y escenas de alegría por el reencuentro con los amigos tras casi tres meses de vacaciones. Será éste un curso «tranquilo». Así al menos lo espera el consejero de Educación, una vez desterradas las «incertidumbres» con las que se inició el anterior. «Con la LOMCE implantada, las reválidas eliminadas» y el futuro «bastante más despejado», resumió Genaro Alonso, sus aspiraciones se centran ahora en que, en el ámbito del Estado, se alcance «un pacto social y político por la educación que pueda concluir con una ley orgánica mucho más consensuada que la anterior». La polémica 'ley Wert'.

En Asturias, la bajada de la natalidad se ha dejado notar en las aulas de Infantil. Ayer se incorporaron a esta etapa, la de 3 a 6 años, 950 niños menos que el año anterior, lo que ha llevado a la Consejería de Educación a reducir en catorce el número de unidades en este tramo. En cambio, hay una ligerísima subida en el número de alumnos de Primaria con respecto al curso pasado: 27 niños más, razón por la que se han habilitado cuatro nuevas unidades.

Según datos facilitados por la consejería, el 71,7% del alumnado que ayer inició el curso está matriculado en centros públicos. Los que, para Alonso, «han de ser el eje vertebrador del sistema educativo». Así lo manifestó durante la inauguración oficial del curso, en el Centro Público de Educación Básica de Colombres, un colegio de línea 1 en el que este año cursarán sus estudios 225 alumnos desde Infantil a Secundaria, siete de ellos de origen inglés y que se han instalado con sus familias en el concejo de Ribadedeva.

Discrepancias

Pese a la tranquilidad que el consejero augura para los próximos nueve meses, lo cierto es que la falta de profesores en algunos centros debido al retraso en la segunda convocatoria de interinos -lo que les obligará a incorporarse a sus destinos el día 25- motivó nuevamente ayer las quejas de los sindicatos educativos e, incluso, una concentración de padres. Los del colegio gijonés Evaristo Valle. «Más que falta de profesores hay discrepancias entre las alegaciones que hacen los centros y nuestro criterio técnico. Estamos en vías de ver cada caso concreto y asignar los profesores que resulten, si es que así se justifica», zanjó Genaro Alonso al respecto.

El sindicato educativo Suatea vio en sus palabras «un avance, puesto que en las últimas declaraciones afirmaba que todas las escuelas disponían de los docentes que se necesitaban y ahora dice que efectivamente hay un desfase, que no deja indiferentes ni a las direcciones ni a las familias. Dicha 'diferencia de criterio' resulta difícil de entender si se llevara a cabo una política que respetara los acuerdos de plantillas, en los que se establece cuál es el número de profesorado que corresponde en función de las aulas que hay en el centro».

Para Susana Luzuriaga, vicepresidenta del sector de Educación de CSIF Asturias, «de nada sirve que la convocatoria de interinos haya sido de más de un mes para realizar peticiones cuando desde la consejería no se estaban atendiendo a las necesidades que los propios centros estaban comunicando». Su reclamación es que se designe un profesor de Primaria por cada tutoría y «que no sean los especialistas de otras especialidades (Inglés, Música, Educación Física...) a los que de manera sistemática se les asignen dichas funciones».

ANPE, por su parte, se mostró crítico porque «no hubo reunión con los sindicatos para entender de las reclamaciones» de los centros y porque, «el desfase de cien plazas menos es una cifra muy significativa, que solo puede ser imputable a la planificación».

Más noticias

Respecto a las plazas a media jornada, de las que se está «abusando» según opinan la mayoría de los sindicatos, el consejero negó la mayor. «Están justificadas por las necesidades de recursos humanos que tienen los centros. No podemos mandar un profesor completo donde se necesita solo medio. Ni podemos quitarlas porque significaría dejar al centro sin unos recursos que necesita. Nuestro principio de eficiencia obliga a dar a los centros lo que necesitan, no más ni tampoco menos». Eso sí, confió en que, en el futuro, cuando las plantillas se vayan consolidando y exista una menor tasa de interinidad, las medias jornadas también se limiten.

Proyecto piloto del asturiano

El curso que ayer arrancó es novedoso en cuanto que seis centros públicos inician el proyecto piloto para utilizar el asturiano como lengua vehicular en algunas materias de Primaria. Son los de La Carriona, en Avilés; El Bosquín, en El Entrego; Xentiquina, en Lieres (Siero); El Cotayu, en Carbayín (Siero); Bernardo Gurdiel, en Grado, y Santiago Apóstol, en Mieres. No supo precisar el consejero el número exacto de alumnos que participar en este plan, pero reconoció que aunque no supone un avance importante en términos cuantitativos, «sí que lo es cualitativamente por lo que supone de avanzar en la difusión y promoción del asturiano». Porque, recordó, ya no se contempla solo la enseñanza de asturiano, «sino que la enseñanza también va a ser en lengua asturiana».

Remarcó el consejero el carácter voluntario de este programa, tanto para los alumnos como para los centros, «que no están poniendo ningún problema». Al contrario de lo que está haciendo, criticó, el Partido Popular en Asturias. «Lamento que un partido lleve a sede judicial un recurso contra un plan de una lengua propia, milenaria, como la gallega, donde parece que no hay problemas», puso como ejemplo.

Los planes de la consejería pasan por evaluar este programa piloto de extensión del uso del asturiano en las aulas a finales de curso para, «en función de los resultados», decidir su puesta en marcha en otros centros.

Oposiciones

El consejero recogió ayer el guante que un día antes le habían lanzado los sindicatos educativos al reclamarle celeridad a la hora de concretar las plazas por especialidades que saldrán en las convocatorias de oferta pública de empleo anunciadas para los dos próximos años. La de Secundaria y Formación Profesional prevista para 2018 y la de Primaria, para 2019. «Estoy de acuerdo», manifestó en este sentido Genaro Alonso, quien aprovechó para recordar el proceso de 2016 y que «en noviembre» ya se habían concretado las plazas por especialidades. «Con una antelación nunca vista», apuntó el consejero.

Los primeros pasos de la que será «la mayor oferta pública de empleo de la historia de esta comunidad» se darán hoy mismo, en la reunión de la mesa sectorial de Educación que está convocada «para determinar la oferta de empleo que dará luego paso a las especialidades que se convoquen». También volvió a insistir Genaro Alonso en su intención de «coordinarnos con otras comunidades» para compartir fechas y cuerpos de las oposiciones y evitar así el posible 'efecto llamada' de opositores de otras regiones. Como el que temían los interinos que ocurriera con la convocatoria fallida de este año.

Fotos

Vídeos