Un Banco de Alimentos de récord

La nave de Morcín se llena de alimentos, que se clasifican./JUAN CARLOS ROMÁN
La nave de Morcín se llena de alimentos, que se clasifican. / JUAN CARLOS ROMÁN

La fundación supera «con creces» la cifra de 200.000 kilogramos de comida donados el año pasado

Alejandro Fuente
ALEJANDRO FUENTEMieres

La actividad en el almacén que el Banco de Alimentos de Asturias tiene en el polígono de Argame, en Morcín, era esta semana intensa. Los voluntarios se afanaban en ordenar y clasificar por fecha de caducidad los paquetes con comida que han recogido dentro de la campaña 'La Gran Recogida'. «Estamos desde el lunes recibiendo camiones con la mercancía que ha sido donada por los clientes en los puntos habilitados», explicó María Velasco, directora de la Fundación Banco de Alimentos.

«Hasta ahora hemos recibido el 40% de lo recogido», señaló mientras sujetaba un montón de papeles en los que no dejaba de hacer anotaciones. Este jueves se encontraban más de una docena de voluntarios colaborando; otros tres, estaban en las instalaciones que la entidad tiene en Mercasturias, en el polígono de Silvota (Llanera). «Están realizando una labor de hormiguitas», destacóVelasco.

Entre los voluntarios estaba Cholo Santos, que se desplazó desde Oyanco (Aller) a la nave de Morcín para ayudar en la distribución de los paquetes de alimentos. «Llevo año y medio colaborando. Hay mucho trabajo, pero es, de verdad, muy satisfactorio». El ovetense Joaquín Martín Guerra lleva más tiempo en esta labor, «diez años». Está jubilado y apunta que es una forma de llenar su tiempo libre ayudando a los demás. «Pero no solo hay personas retiradas, hay que destacar la gran implicación de los jóvenes con la causa», indicaba.

Todavía no hay cifras definitivas, que no se conocerán hasta el recuento final. La campaña empezó con un objetivo, el de superar el récord obtenido el año anterior, cuando se recibieron unos 200.000 kilos de alimentos. ¿Se han cumplido las expectativas? «Creemos que sí, solo el fin de semana se lograron más de 160.000 kilos y aún falta por recoger en varios puntos, como los colocados en los supermercados de cercanía, en empresas, colegios y ayuntamientos». «Teniendo en cuenta los datos de otros años, lo hemos superado y con creces. La gente en la región es solidaria y ha respondido; estamos muy agradecidos», dijeron en la fundación. Hay cantidad y, también, calidad en los productos recogidos, añadió Velasco. «Este año hicimos hincapié en carnes y pescados en conserva. Y lo hemos logrado. También en legumbre cocida, para que las personas no gasten en energía para cocerla».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos