Más de treinta banderas rojas prohíben el baño en el litoral asturiano con termómetros que alcanzan los 28 grados

La bandera roja ondeaba esta mañana en la playa San Lorenzo de Gijón.
La bandera roja ondeaba esta mañana en la playa San Lorenzo de Gijón. / Damián Arienza

En esta jornada de altas temperaturas y fuerte oleaje los servicios de salvamento aconsejan a los usuarios respetar las indicaciones de los socorristas y el color de las banderas

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La jornada de hoy en Asturias es de sol y temperaturas que rondan los 30 grados en algunos puntos de la costa. Estos dos factores han hecho que los arenales de la región se llenasen de bañistas durante toda la jornada aunqe, en buena parte de las playas la bandera roja ha impedido el baño.

Estas son las playas que se mantienen cerradas al baño:

- Caravia: Arenal de Morís

- Castrillón: Arnao, El Espartal, Munielles y Playón de Bayas.

- Coaña: Foxos

- Castropol: Peñarronda

- Llanes: Barro, Ballota, Borizu, Cue, Andrín, Cuebas del Mar, Niembro, San Antolín, Torimbia y Vidiago.

- Navia: Navia y Frejulfe

- Ribadedeva: La Franca

- Ribadesella: La Atalaya, Vega y Santa Marina

- Soto del Barco: Los Quebrantos

- Tapia: La Paloma y Serantes

- Valdés: Otur y Cueva

- Villaviciosa: Playa España, La Ñora y Merón

Los servicios de salvamento indican que la jornada será complicada porque se prevén las temperaturas más altas de toda la semana. Es por esto que aconsejan a los usuarios respetar las indicaciones de los socorristas y el color de las banderas.

Las previsiones de marejada se prolongarán durante primera hora de la tarde según la Aemet. Pese a todo, la bajamar podría permitir la reducción del oleaje y, con ello, la apertura al baño, para disfrutar al cien por cien de esta calurosa jornada veraniega.

La marea ya complicó la jornada de ayer viernes y tuvo consecuencias graves, como el muerto sacado del agua en la playa de Barayo, en Puerto de Vega, sobre el que se investiga si sufrió un paro cardiaco en el agua o si al verse en peligro y no poder salir pudo sufrir un ataque al corazón. El segundo caso fue el un surfero socorrido por un fuerte golpe en la cabeza en la playa de Palombina (Llanes) y tercer susto se registró en San Lorenzo, donde fue necesario ayudar a salir del agua a varias personas que quedaron atrapadas en un pozo.

En Palombina, en la localidad llanisca de Celorio, el surfero tuvo que ser asistido en la misma playa por los propios socorristas y por equipos médicos de Llanes y Arriondas, pero dado la gravedad de sus lesiones tuvo que ser trasladado en helicóptero al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). La sospecha es que podría haber sufrido una lesión cervical.

Fotos

Vídeos