El 63% de los becarios asturianos en el Banco Interamericano de Desarrollo logran un contrato

L. M. GIJÓN.

Dos graduados en Economía -ambos estudiaron el itinerario bilingüe- y una en Administración y Dirección de Empresas, «con currículos muy meritorios», están a punto de dar un paso «muy importante» en sus respectivas carreras. Águeda Solís Alonso, Marcos Pedreira y Verónica García Sampedro serán los próximos egresados de la Universidad de Oviedo que disfrutarán de una beca en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Desde el próximo 20 de febrero, y durante seis meses, completarán su formación en la sede del banco en Washington. La misma por la que, desde 2003, han pasado 57 exalumnos de la Universidad de Oviedo de la mano de la Fundación del SabadellHerrero. El rector, Santiago García Granda, destacó ayer que, una vez finalizada la beca, 35 de ellos continuaron trabajando para el BID con un contrato. Otros dirigieron sus pasos hacia organismos no menos importantes, como el Banco Mundial o el Banco Europeo de Inversiones.

Es a lo que aspira Águeda Solís Alonso, cuyo destino en el BID será el departamento de países caribeños. «Me gustaría mucho quedarme allí. Va a ser una experiencia única», da por seguro. Tan convencido está su compañero de estudios en Economía Marcos Pedreira, que este joven asturiano no dudó en abandonar su trabajo como auditor externo en Madrid para aceptar la beca del SabadellHerrero.

Por su parte, la leonesa Verónica García Sampedro, graduada en ADE por la Universidad de Oviedo -realizó la especialidad de Contabilidad y Auditoría- reconoce que «desde siempre quise salir a trabajar fuera», aunque su intención final es poder volver a Asturias «con un trabajo digno». Pablo Junceda, director general de SabadellHerrero, deseó a los tres jóvenes becarios «que os forméis bien y que volváis, porque aquí os vamos a necesitar en el futuro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos