Un biólogo gijonés, en el camino de alargar la vida

Un biólogo gijonés, en el camino de alargar la vida
Álvaro Fernández, en su despacho de la universidad norteamericana. / Fotografía cedida por EL PAÍS

Álvaro Fernández forma parte de un equipo de investigadores de la Universidad de Texas que ha logrado prolongar un 10% la longevidad de los ratones

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Vivir más tiempo y, además, de una forma más saludable. El biólogo gijonés Álvaro Fernández (1987) es el coautor de un experimento con el que se ha logrado que un grupo de ratones negros vivan «un 10% más» y lo hagan además con una tasa de tumores más baja de lo habitual. La investigación que lidera este gijonés junto a la científica Salwa Sebti en la Universidad de Texas, publicada por la revista 'Nature', ha sido posible gracias a un proceso denominado «limpieza celular» o autofagia. El grupo de científicos descubrió que los ratones con un alto nivel de autofagia viven más tiempo y lo hacen además con más salud.

La autofagia es un proceso por el cual las células eliminan moléculas defectuosas que surgen con el envejecimiento y que sirve además para alimentar a las propias células. Sobre la base de dos décadas de investigaciones anteriores, los científicos lograron crear un ratón alterado genéticamente en el que la unión de la proteína Beclin 1 con la Bcl-2 es menor, aumentando así la autofagia desde su nacimiento hasta su muerte. «La capacidad natural del cuerpo para realizar autofagia disminuye con el envejecimiento, lo que probablemente contribuye al proceso de envejecimiento en sí», señala Beth Levine, directora del equipo en el que se integra el investigador asturiano.

Álvaro Fernández, de pie a la derecha, junto al resto del equipo.
Álvaro Fernández, de pie a la derecha, junto al resto del equipo. / Universidad de Texas

Levine descubrió en 2003 que la maquinaria genética requerida para la autofagia es esencial para la extensión de la vida útil en diferentes animales. Sin embargo, lo que faltaba por demostrar era si es seguro y beneficioso el aumento de la autofagia en la vida de los mamíferos. «Estos estudios tienen implicaciones importantes para la salud humana y para el desarrollo de medicamentos para mejorarla», señaló la doctora Levine.

El descubrimiento es un importante avance en la mejora de la salud en edades avanzadas. El equipo que lideró la investigación cree que puede servir para dar pasos en remedios que pongan freno a enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos