Bioquímica, Biología y Medicina son las áreas con las plantillas más envejecidas

La edad media de sus investigadores y profesores supera los 60 años, una cifra que la Universidad quiere fijar como límite en 2022

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

Objetivo en 2022: «Cero áreas con edad media del personal docente e investigador superior a 60 años». El Plan Estratégico 2018-2022

de la Universidad de Oviedo, el que, además de éste, se marca otros 61 retos para los próximos cinco años, arranca precisamente señalando la que es una de sus principales debilidades: el excesivo envejecimiento de sus plantillas docentes e investigadoras y el riesgo de que la no tan lejana jubilación -a los 65 años, voluntaria. A los 70, forzosa- de buena parte del profesorado pueda generar «un vacío difícil de suplir».

Un repaso a las edades medias del profesorado de los 38 departamentos de la Universidad revela que tres de ellos superan esa barrera de los 60 años de promedio que el rectorado establece como la línea que no se debería rebasar en ningún caso a partir de 2022. Se trata de los de Cirugía y Especialidades Médico-Quirúrgicas (62 años de media), Bioquímica y Biología Molecular (61 años) y Medicina (60,8 años de media).

Pese a que en el Plan Estratégico aparece que la edad media del personal docente e investigador es de 52 años, los últimos datos facilitados por el vicerrectorado de Organización Académica, elevan ese promedio a 55,7 años. Teniendo en cuenta este dato, serían veinte de los 38 departamentos los que se situarían en la media o por encima de ella.

Para rebajar esas cifras, para incorporar profesorado nativo digital e incrementar el número de docentes con nivel de inglés C1, lo que se plantea la Universidad es la contratación de profesorado ayudante doctor en las áreas más envejecidas, ofertar plazas de ayudantes doctor y becarios post y predoctorales o desarrollar la figura de profesor contratado doctor vinculado.

Son todas estas medidas que aprueban los responsables de los sindicatos CC OO y CSIF. «La música suena muy bien, ahora hay que ver cómo se lleva a la práctica. El rejuvenecimiento de las plantillas es fundamental y no se puede demorar», opina Daniel Santos, presidente del sector de Educación en CSIF, para quien este plan no debe llevarse a cabo a costa de «prescindir de las personas cercanas a la jubilación» sino incorporando a un número suficiente de jóvenes profesores e investigadores.

El envejecimiento de las plantillas «no es un fenómeno natural», subrayó Ignacio Loy, secretario de la Sección Sindical de CC OO de la Universidad, sino «la consecuencia directa de las políticas del PP. Llevamos tres años sin contratación, lo que es muy grave porque se necesita gente joven que nutra el sistema».

En un primer vistazo al Plan Estratégico que la Universidad dio a conocer el miércoles, Loy encuentra incongruente el objetivo de ir minorando de forma progresiva, hasta 2022, la dedicación docente del profesorado hasta los 24 créditos como máximo cuando «ese fue uno de los compromisos del rector para su mandato», que concluye en 2020.

Otras propuestas que recoge este documento en lo tocante al personal docente e investigador son las de incrementar en un 15% el número de profesores con certificación para impartir docencia en inglés, un plan de actualización continua del profesorado con al menos un curso anual por rama de conocimiento, favorecer el uso de herramientas digitales y que el 25% del personal esté acreditado para la enseñanza 'on line', vía por la que, en 2022, se deberían poder cursar la mitad de las asignaturas. Además, para contribuir a cerrar la brecha entre el mundo universitario y el empresarial y mejorar el atractivo de la oferta de másteres, se plantea que parte de sus asignaturas (en concreto, el 15%) las impartan profesionales externos. Y si de promover la producción científica se trata, está dispuesta a implantar un plan de reducción de la actividad docente.

Coches eléctricos compartidos

En el apartado de acciones para facilitar la conexión de los campus, se plantea crear carriles bici y carriles de plataforma compartida y su integración con los urbanos, además de habilitar aparcamientos cubiertos para bicicletas con videovigilancia. Otra propuesta es que las plantillas tengan a su disposición vehículos eléctricos, de uso compartido, para desplazarse entre los campus.

De aquí a 2022, también se fija como objetivo duplicar el número de estudiantes extranjeros, con la mirada puesta en Latinoamérica, China y países del norte de África. Con la intención de doblar también el número de inscritos en el programa de formación para mayores de 50 años, se pretende extender PUMUO a Mieres, Cangas de Narcea y Llanes.

Fotos

Vídeos