«Dos bombas falsas y una fesoria real»

«¿Que si hemos visto una bomba. No. Hemos visto dos. Eran falsas, pero hasta que lo descubrimos fueron momentos de tensión. La llevaban los inspectores oficiales que pasan para probarnos». Era una jornada complicada en el aeropuerto de Asturias. Mucho pasaje y, de repente, vemos en un maletín que hay una bomba. Comprobada la veracidad «porque el escáner te hace pruebas aleatorias falsas, que también debes detectar», se entrevista al pasajero. Tarda mucho en identificarse como inspector. «Lo peor es que, al poco, pasó el segundo. Impresionante», relatan.

Más fácil fue identificar al pasajero con la fesoria. «Dijo que la llevaba para trabajar en casa de la hija. No entendía el problema».

Fotos

Vídeos