Bomberos y Guardia Civil rescatan ilesos a siete excursionistas en los Picos

Bomberos y Guardia Civil rescatan ilesos a siete excursionistas en los Picos

Un pastor de la zona ayudó a encontrar al grupo, de Madrid y Canarias, que se había resguardado en una cabaña de La Redondina

L. RAMOS CARREÑA.

Nuevo rescate de madrugada de excursionistas extraviados en los Picos de Europa. Efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) y del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil lograban ayer localizar en perfecto estado a un grupo de siete senderistas que se habían desorientado mientras realizaban la ruta de Bierru, en el concejo de Cabrales.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso a las 22.35 horas del sábado. Quien efectuó la llamada fue la propietaria de la casa rural donde se alojaban los afectados, en la zona de Arenas de Cabrales, y explicó que los siete turistas, procedentes de Madrid y Las Palmas de Gran Canaria, tenían reservada la cena a las 21.30 horas y habían salido a hacer una ruta por la zona de Mildón y Oceño, pero no habían regresado. De forma inmediata se movilizó a los bomberos con base en los parques de Cangas de Onís y Piloña, además de dar aviso a la Guardia Civil, que envió a la zona a una patrulla del Puesto de Panes. Los agentes comprobaron que dos vehículos pertenecientes a los desaparecidos estaban estacionados en Mildón y se solicitó entonces la colaboración de efectivos del Greim de Cangas de Onís para participar en la búsqueda.

Una vez en el lugar, bomberos y agentes de la Guardia Civil iniciaron el rastreo, encontrándose hacia las 3.15 horas de la madrugada de ayer, domingo, con dos pastores que habitualmente residen en una cabaña de la zona, quienes indicaron que a las 15.30 horas del sábado habían sido testigos de cómo los excursionistas continuaban su ruta por el collado de Les Cuerres. Uno de los pastores, conocedor del lugar, se ofreció entonces para guiar a los efectivos en la búsqueda de los senderistas madrileños y canarios.

Más de ocho horas

Todavía tuvo que pasar una hora más hasta que los rastreadores lograron localizar, sanos y salvos, a los turistas. Fue en la majada La Redondina, donde tras llamar durante un rato a gritos a los afectados, recibieron por fin respuesta. Estos se habían resguardado en una cabaña en la que pretendían pasar la noche, después de que la oscuridad les impidiese continuar su excursión con garantías.

Bomberos, agentes y turistas iniciaron el descenso en torno a las cinco de la madrugada y, tras sortear varias zonas delicadas en las que incluso fue necesario el uso de cuerda, lograron llegar hasta la carretera de Oceño al filo de las siete y media. Allí les esperaban sendas patrullas de los puestos de Carreña de Cabrales y Colombres (Ribadedeva) a bordo de sus coches oficiales para ofrecerles apoyo.

Minutos después los excursionistas eran acompañados por los efectivos hasta sus vehículos, dándose por finalizado un operativo que se extendió durante más de ocho horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos