La ciclogénesis 'Hugo' pone a Asturias en alerta roja por olas

La borrasca 'Hugo' llega a Asturias con frío, viento y lluvias durante todo el fin de semana

La nueva borrasca marcará el inicio de la Semana Santa | La Agencia Estatal de Meteorología activará el aviso rojo por fenómenos costeros

EUROPA PRESS

El tiempo de Semana Santa se complica. Una nueva borrasca, de nombre 'Hugo', llegará a Asturias para quedarse todo el fin de semana. Provocará un temporal de viento, oleaje y lluvia desde el viernes hasta el sábado por la tarde.

Esta pequeña borrasca que está situada este jueves en el centro del Atlántico norte se profundizará de forma muy rápida y muy intensa, lo que se considera una ciclogénesis explosiva, y dará lugar a una borrasca «muy profunda», que marcará el inicio de la Semana Santa, cuyos días de mayor estabilidad serán lunes y martes, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La nueva borrasca provocará un temporal de viento en buena parte de la Península, mal estado de la mar. Asturias tendrá que coger el paraguas, ya que el frente frío activo asociado a 'Hugo' provocará precipitaciones generalizadas que comenzarán la tarde de viernes en Galicia y se extenderán rápidamente al resto de la Península y Baleares. Las lluvias se producirán principalmente las horas nocturnas y en general no serán intensas.

Imagen de la previsión de la Aemet para el viernes en Asturias.
Imagen de la previsión de la Aemet para el viernes en Asturias.

La Aemet destaca que lo más significativo de 'Hugo' serán las precipitaciones en forma de nieve en el noroeste peninsular, a partir de 800 metros y dejará espesores de hasta 20 centímetros de nieve en la cordillera cantábrica occidental y central y 5 centímetros en el Sistema Central.

Riesgo de aludes en Picos de Europa

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido un aviso en el que se advierte de 'riesgo notable' de aludes en Picos de Europa para hoy, y que será 'fuerte' para el sábado y el domingo.

Según las previsiones de Aemet, las suaves heladas nocturnas favorecerán hoy la formación de una ligera costra de hielo que desaparecerá con el aumento térmico y las lluvias que se esperan durante la primera mitad del día en cotas medias y bajas.

Esto favorecerá la humidificación del manto, dando lugar a purgas de nieve reciente húmeda que serán mayormente de dimensiones pequeñas y de tamaño mediano en zonas de mayor acumulación.

Por la tarde comenzará a descender la cota de nieve y podrían registrarse sobrecargas débiles que podrán desencadenar aludes de tamaño pequeño o mediano en zonas donde se hayan producido las mayores acumulaciones.

Todo ello hará que el riesgo de aludes durante la jornada de hoy sea notable.

En la jornada de mañana, sábado, el riesgo será notable por debajo de los 1.500 metros y fuerte a mayor altura.

La Aemet explica que el riesgo aumentará debido a las abundantes nevadas que se esperan, que podrían dejar acumulaciones de nieve nueva de entre 40 y 80 centímetros, a lo que se sumarán rachas de viento que podrían superar los 100 kilómetros por hora.

Para el domingo, se prevé un riesgo de aludes fuerte por encima de 1.700 metros y notable por debajo de esa cota.

En estas condiciones, desde el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) se advierte de que es especialmente peligroso realizar recorridos a pie por la alta montaña, así como la práctica de deportes invernales como el esquí de travesía o la escalada en hielo.

Además, el viento soplará fuerte o muy fuerte, del oeste y noroeste y comenzará también el viernes por la tarde en Galicia y Asturias y se trasladará a buena parte de la Península durante el sábado. Se esperan rachas muy fuertes bastante generalizadas de 70 a 80 kilómetros por hora, y serán menos probables el suroeste y noreste peninsular. En el interior del este y sureste de la Península las rachas superarán probablemente los 90 kilómetros por hora.

Asimismo, las rachas más fuertes se producirán en el norte de Galicia y en los litorales y zonas altas del área Cantábrica, y se producirán vientos de 100 a 110 kilómetros por hora y podrían alcanzar localmente los 120 kilómetros por hora. En Canarias dominará la estabilidad atmosférica y soplarán los vientos alisios, aunque en general serán flojos.

Imagen de la previsión de la Aemet para el sábado en Asturias.
Imagen de la previsión de la Aemet para el sábado en Asturias.

Respecto al Domingo de Ramos, la Aemet apunta que el tiempo, en general permanecerá inestable y habrá alta probabilidad de precipitaciones en el norte y sur de la Península y de Baleares y baja probabilidad en el resto del la península y en Canarias. En el norte la cota de nieve subirá ese día a 1.000 a 1.200 metros y serán más importantes en Pirineos.

También soplará viento fuerte de componente norte en Baleares en la primera mitad del día y del nordeste con intervalos de fuerte en Canarias.

En cuanto al lunes y martes Santo ha pronosticado que se acercará el anticiclón de las Azores por el oeste de la Península y disminuirá la nubosidad y cesarán las precipitaciones en buena parte del país, excepto en el extremo norte de la Península, donde será probable que rocen algunos frentes atlánticos con probabilidad de precipitaciones débiles.

Esos dos días las temperaturas subirán de forma notable en la mayor parte de las zonas y soplará el viento del oeste flojo, excepto en el área mediterránea, Galicia y Cantábrico donde podría haber intervalos de fuerte. En cuanto a Canarias, se espera situación de alisios con posibilidad de precipitaciones débiles en el norte.

Desde le miércoles hasta el sábado aumentará la incertidumbre de manera considerable y el escenario más probable marcará una tendencia hacia una inestabilización progresiva. De este modo, ha pronosticado que aumentará la probabilidad de las precipitaciones que comenzarán el miércoles y el jueves por el norte y noroeste peninsular y desde ahí se irán extendiendo posteriormente al resto del país. Las temperaturas irán bajando de nuevo de manera progresiva en la mayor parte de zonas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos