«No se hace a una broncoscopia a una niña por toser», dicen los peritos del caso de la palomita

O. SUÁREZ GIJÓN.

José Ángel Rodríguez Getino, profesor titular de Medicina Legal y Forense en la Universidad de Oviedo, y el forense Santiago Delgado Bueno, intervinieron ayer como peritos en el juicio por la muerte de una niña de 19 años tras atragantarse con un grano de palomita. Los profesionales, que comparecieron designados por el abogado de la denfesa de la médica del HUCA procesada, Estíbaliz V., explicaron en la sala que a su juicio estuvo dentro de la buena práctica profesional la decisión de no practicarle una broncoscopia a la menor. «Lo que hizo la médico era lo recomendable, poner a la niña en observación, la broncoscopia no estaba indicada», dijo el forense, quien matizó: «No se mete un broncoscopio porque un niño tosa». La Fiscalía pide un año de prisión para la médica y la acusación particular, cuatro. Está acusada de un homicidio imprudente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos