Bulnes se queda con los turistas de los Lagos

Visitantes tratando de inmortalizar la estampa en Bulnes. / JUAN LLACA
Visitantes tratando de inmortalizar la estampa en Bulnes. / JUAN LLACA

Hasta el martes, el funicular mantiene servicios de temporada alta, con viajes continuos desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde

G. POMARADA CARREÑA.

Tras días de intensas precipitaciones, ayer el temporal daba una tregua y animaba a los visitantes a acercarse hasta los pueblos de la comarca oriental en los que la nieve aún permanece intacta. Es el caso de la localidad cabraliega de Bulnes, con casi medio metro de espesor y que fue uno de los enclaves más atractivos del Oriente por un doble motivo: los siempre concurridos Lagos permanecían ayer incomunicados por un cierre de carretera que se prolonga desde primeros de mes y este pequeño pueblo cuenta con una vía de comunicación alternativa como es el funicular, que permite evitar los riesgos en la carretera. Por Bulnes se dejaron ver una veintena de turistas gallegos y andaluces, además de familias de distintos puntos de la región que abarrotaron el único bar que permanece abierto en invierno.

Hasta mañana, el funicular mantiene servicios de temporada alta, con viajes continuos desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos