En busca de la fuente de la fe

El arzobispo, en el Muro de las Lamentaciones. / E. C.

El arzobispo de Oviedo, acompañado de representantes de la curia asturiana y fieles, viaja a Tierra Santa

D. LUMBRERAS OVIEDO.

El arzobispo de Oviedo, monseñor Jesús Sanz Montes, viajó estos días a Tierra Santa en un viaje de peregrinación acompañado de un grupo de miembros de la Iglesia asturiana, así como de fieles. Los peregrinos procedentes de Asturias vivieron en Jerusalén una experiencia religiosa y turística, de la que deja testimonio Javier Suárez, párroco de San Juan el Real, en Oviedo, y uno de los que acompañan a Sanz Montes en este viaje. «La peregrinación ha sido un éxito. Fuimos buscando las fuentes de la fe en Tierra Santa. Visitamos, entre otros sitios, San Juan de Acre, la ciudad en donde se conservan unas ruinas de la época de las cruzadas. También visitamos Séforis, las ruinas romanas de la ciudad en la que según una tradición se dice que nació la virgen María, y Nazaret, el lugar de la visitación del ángel a la virgen, el lugar en donde el verbo se hizo carne». La expedición conoció a su vez «el canal de Galileo, el río Jordán, el monte Tabor, el lago de Genesaret, el monte de las Bienaventuranzas, Masada, el mar Muerto, Jericó, Belén, Ein Karen, la patria de San Juan Bautista, Jerusalén y los lugares de la pasión y muerte del Señor, entre otros», rememora.

Aseguran quienes realizaron este viaje que los peregrinos vienen «profundamente impresionados por los lugares visitados y muy satisfechos de la experiencia». A ello hay que añadir que el arzobispo presidió todas las misas celebradas en los santos lugares lo que hizo más emotivo si cabe aún el viaje. En estas misas, el arzobispo dio un mensaje de esperanza a los presentes y les pidió que fortalecieran su fe.

Fotos

Vídeos