Son menos y buscan presas más fáciles, explica el Fapas

El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas) tiene su propia teoría de por qué se producen los ataques del lobo al ganado doméstico. Sostiene que cuanto mayor es el número de ejemplares que integran una manada, mayor es su capacidad para capturar presas silvestres, y por lo tanto, menor presión ejercen los lobos sobre el ganado doméstico. Tras siete meses fotografiando a cánidos en zonas de montaña ubicadas entre los 1.500 y los 500 metros de altitud en Teverga y Somiedo, concluye que cada grupo familiar está formado en Asturias por una media de 1,3 ejemplares. Esa disminución en el número de individuos que conforman una manada explicaría, según el Fapas, que el lobo busque presas más fáciles.

Fotos

Vídeos