«Sabemos que no es un suicidio»

Carolina Yemes, Soraya Barbeira y su hermana Mayca buscan a Concepción por la Senda Norte de Castrillón. / MARIETA

Más de 150 personas peinan la costa en busca de Concepción Barbeira Mariño

EUGENIA GARCÍACASTRILLÓN.

Concepción Barbeira salió de su domicilio en San Adriano por la mañana. El camino que parte del portal se bifurca en dos: por la derecha, lleva hacia su trabajo en el Hospital de San Agustín. Por la izquierda llega hasta Santa María del Mar. «Nunca venía por aquí. Le tenía pánico al agua», asegura una familiar. Ayer, siete días después de su desaparición, más de 150 personas se reunían en el lugar donde se encontró su coche para intentar dar con «algo, lo que sea, que termine con la incertidumbre de no saber dónde está».

Familiares, vecinos del concejo de Castrillón y voluntarios de toda Asturias acudieron a la convocatoria cargados de esperanza. «Hay que buscar por todos lados», instaba el avilesino Gregorio García. Bomberos de Asturias organizó la batida: en total, catorce grupos de trabajo barrieron la costa desde la desembocadura del Nalón hasta prácticamente el Cabo Peñas -unos cuarenta kilómetros de perímetro- así como toda una zona interior alrededor de la vivienda.

Dispositivo de búsqueda de Concepción hoy sábado
Dispositivo de búsqueda de Concepción hoy sábado / Marieta

Sus hermanas llevan días sacando fuerzas para salir a buscar a 'Conchi', una mujer «muy alegre y discreta», además de «trabajadora incansable». Sin dormir, sin apenas comer, las tres peinan la zona entre la playa Munielles y la Punta del Moro, siguiendo su instinto -«tenemos una intuición»- y levantando cada piedra, removiendo cada matorral por si hubiera alguna pista. Van juntas y comparten cabellos azabache con Concepción: Mayca, que vive en Gijón; Soraya, que llegó el jueves desde Logroño, y Ana, que trabaja en Galicia y no ha parado de rastrear en toda la semana. «Esta angustia parte el alma, pero no nos vamos a quedar llorando en casa», razonaban.

Alivio en momentos duros

Aunque valoran el trabajo que están haciendo los servicios de emergencias, creen que aún son necesarios más dispositivos profesionales, porque voluntarios no faltan. «Nos dais alivio en estos momentos», les agradecieron las hermanas. Desde Pravia se desplazó Montse Cuervo, que pedía «por Dios que la encuentren ya. La familia necesita descansar de esta angustia». «Estamos conmocionados. No sabemos lo que ha podido pasar, hay mil hipótesis», aseguraba Carolina Yemes, amiga de Soraya. En Avilés, el juez que lleva el caso pedía a los ciudadanos que no se dejasen llevar por la rumorología.

A pesar de que las autoridades han rechazado vincular los casos de Concepción, Lorena Torres y Paz Fernández Borrego, las hermanas no están convencidas. «Hasta que no sepa algo más de Lorena, creemos que pueden tener relación». Y piden, seguras, «que no piensen continuamente que 'Conchi' se ha ido; sabemos que no es voluntario, no es un suicidio». A las siete de la tarde se cerraba sin éxito un rastreo que continuará hoy y mañana. Se espera aún más gente. «No queremos que busquen solo durante unos días y después nos abandonen. Que no pare la búsqueda hasta que la encontremos», claman.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos