Las calificaciones de los universitarios no se pueden revisar a la baja

Paz Andrés, defensora del universitario. / ÁLEX PIÑA
Paz Andrés, defensora del universitario. / ÁLEX PIÑA

El servicio jurídico aclara, tras la consulta de una alumna a la defensora universitaria, que la nota solo puede modificarse si es para mejorarla

LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

¿Puede ocurrir que si un alumno de la Universidad de Oviedo pide revisar la nota de un examen por no estar de acuerdo con la calificación recibida esta decisión se vuelva contra él? Que, al revisar su prueba, ¿en lugar de subirle la nota el profesor de la asignatura acabe bajándosela? La cuestión la planteó recientemente una alumna de la institución académica a la defensora universitaria, Paz Andrés, que la pone como ejemplo de situaciones que, pese a estar reguladas, quedan abiertas a la interpretación de la norma.

«El reglamento de evaluación dice que todo estudiante puede pedir la revisión de su nota. La cuestión es si en esa revisión el profesor le puede bajar la nota. La alumna que nos planteó esta cuestión nos hizo ver que evidentemente cabía interpretar el artículo correspondiente en un sentido positivo o negativo», explica Paz Andrés. La defensora universitaria se dirigió entonces al servicio jurídico de la Universidad, de quienes se requirió un informe que aclarara tal cuestión. Lo que determinaron es que «no cabe revisar la nota a la baja», que esta medida solo tendrá como consecuencia el mantenimiento o aumento de la calificación. Entiende que, de no ser así, «resultaría totalmente disuasorio para los alumnos», que no se atreverían a recurrir a la opción de la revisión por miedo a ver perjudicados aún más sus intereses.

La nota, aclara el informe, sí podría bajarse en caso de existir un error material o aritmético -por ejemplo, que se hubieran sumado mal las puntuaciones correspondientes a cada respuesta- pero nunca, como han establecido el servicio jurídico, por una revisión de los contenidos de la prueba a posteriori.

Una cuestión similar en el fondo, aunque completamente distinta en la forma, fue la que planteó el decano de la Facultad de Biología. En su caso, porque uno de los alumnos del centro que había aprobado un examen pedía ser calificado con un suspenso para así poder mejorar su nota en una nueva convocatoria. «Si se presenta al examen lo hace con todas las consecuencias», determina el informe del servicio jurídico que aclara que la pretensión del alumno de la Facultad de Biología «no tiene cabida ni en el reglamento de progreso y permanencia ni en el de evaluación de resultados». La finalidad de la revisión de las notas, añade en sus conclusiones, «no es ofrecer una oportunidad para volver a presentarse y mejorar el expediente, sino aclarar la calificación otorgada y los criterios empleados».

En cuanto a las calificaciones, hay otro asunto destacado que ha abordad Paz Andrés en este su primer año como defensora universitaria. Se trata de si se puede o no reclamar contra la calificación de una tesis doctoral. Era algo que no se había planteado hasta entonces y que, además, no está recogido en las normas. Andrés tuvo conocimiento de esta situación también a raíz de un alumno de doctorado que le planteó esta cuestión al estar disconforme con la calificación del tribunal.

Precedente

«El reglamento de evaluación no contempla el tema de las tesis doctorales», constató la defensora. Su oficina le prestó asesoramiento, el afectado presentó la reclamación y la comisión de doctorado la admitió a trámite. «Creo que era la primera vez, con lo cual se sentó un precedente», destaca Paz Andrés.

Tras darse esta situación, la Universidad inició el proceso para revisar el reglamento de doctorado. La defensora universitaria ya ha hecho «la sugerencia de que se incluya expresamente el reconocimiento del derecho de reclamar contra la calificación de la tesis doctoral» en el nuevo reglamento.

«A veces en la Universidad, como ocurre en cualquier administración, hay inercias de funcionamiento que se pueden mejorar simplemente reparando en ellas. A menudo con un caso que se plantea en esta oficina. Esto te permite ver una situación que tiene fácil remedio. Otras veces se plantean cuestiones que no estaban reguladas o bien que estaban reguladas, pero su interpretación no está clara», explicó Andrés sobre estos dos casos concretos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos