La ITV más rigurosa con la polución pilla por sorpresa a los conductores

La ITV más rigurosa con la polución pilla por sorpresa a los conductores
Control de las emisiones de un vehículo en la estación de la ITV en Gijón. / JORGE PETEIRO

La gran mayoría de usuarios critica el aumento del control a las emisiones de los vehículos y reconoce desconocer los cambios introducidos

P. SUÁREZ / M. GUTIÉRREZ GIJÓN.

«La gente tiene que ser consciente de que un coche es una máquina que, en caso de estar defectuosa, puede llegar a matar gente». Este es el argumento de uno de los mecánicos de la ITV para defender los cambios introducidos en la inspección técnica de vehículos, que se refuerza con una revisión más estricta de todos los parámetros e incluye nuevos requisitos para los conductores, como la presentación del DNI y una fotocopia del seguro, algo que anteriormente no era necesario. «Antes parecía que los coches venían solos. Cuando algo fallaba en el vehículo nadie quería hacerse responsable», afirma este mismo mecánico.

Esta tesis convence a la mayoría de los conductores desde un punto de vista de seguridad vial, pero al mismo tiempo afirman no compartir el endurecimiento de la inspección con respecto a la contaminación, factor que el año pasado ya provocó que 8.578 vehículos fuesen declarados como no aptos. «Nos lo van a poner cada vez peor con el fin de que nos deshagamos de los coches antiguos. A efectos del usuario es un quebradero de cabeza, porque puedes tener el coche muy bien a nivel técnico pero te perjudican con el tema de las emisiones para que lo cambies», afirmaba ayer Jesús Marcelino Hernández, vecino de Siero, quien pasó la inspección a primera hora de la mañana. «Estamos saliendo de un período de crisis y nos meten aquí otro mazazo», lamentó.

Las emisiones contaminantes, cuyos valores se continúan midiendo a través del tubo de escape, se realizarán ahora por medio de una herramienta que permitirá realizar una evaluación más exhaustiva. Un dispositivo que pronto detectará nuevos gases, como el dañino NOx, que está en el origen del 'dieselgate' y es una de las emisiones más peligrosas de los vehículos de gasóleo.

La opinión de Hernández es compartida por la gran mayoría de los conductores, muchos de los cuales reconocieron ayer por la mañana no estar al tanto de la entrada en vigor de estas modificaciones. «La verdad es que no sabía que habían cambiado cosas. Me imagino que lo que querrán será sacarnos más dinero...», comentaba José Luis García justo antes de que su vehículo pasara la inspección en estación de la ITV de Gijón, ubicada en Tremañes. El mismo desconocimiento con respecto a las modificaciones apuntaba María del Carmen Criado, quien acudía a la estación ubicada en el polígono de Guadamía, en Ribadesella. «No tenía ni idea de los cambios, pero tampoco noté nada distinto», afirmó.

«Mejorar la seguridad»

Quien sí estaba al tanto de estas variaciones, y se mostró favorable a ellas, fue Manuel Santirso, mecánico en un taller privado gijonés. «Todo lo que sea mejorar la seguridad es importante y positivo, aunque a la gente no le guste mucho», comentó. Asimismo, destacaba la importancia de la nueva condición que obliga a presentar la factura del taller en el que se realice la reparación en caso de segundas revisiones. «Para los talleres esto es muy bueno, porque se elimina la competencia desleal que sufríamos a menudo», planteó Santirso, en referencia a los usuarios que reparaban el coche por su cuenta o en garajes de amigos o familiares y que ahora tendrán que asumir la responsabilidad de esa reparación en caso de accidente o fallo mecánico.

Por su parte, José Manuel Torre, otro de los usuarios que acudió ayer a Tremañes para realizar la inspección de su vehículo, reconocía que tampoco estaba al tanto de las modificaciones introducidas. «No lo sabía, aunque no me sorprende», declaró este conductor, quien tuvo que cambiar parte del sistema de alumbrado para poner a punto el coche para el control. «Otras veces he tenido que venir una segunda vez, pero hoy (por ayer) no ha habido problema», dijo con alivio.

Aunque de momento no hay una fecha concreta, en los próximos meses se incluirá un control de los elementos de seguridad, como el ABS o los airbags, muy similar al de las emisiones. Estos cambios no se aplicarán hasta que las estaciones de ITV cuenten con una máquina que realice de manera única las revisiones, ya que disponer de varias en función de la marca del vehículo resulta inviable desde el punto de vista económico.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos