Una campaña formará a los niños para que insten a sus padres a dejar de fumar

Una campaña formará a los niños para que insten a sus padres a dejar de fumar
Florentino Pérez (derecha), con miembros del Consejo de Enfermería, muestra el cartel de la campaña. / E. C.

Enfermeros acudirán a los colegios para contar a los alumnos las consecuencias negativas del tabaco

L. MAYORDOMO GIJÓN.

Los niños expuestos al humo de tabaco tienen hasta cuatro veces más riesgo de sufrir un cáncer de pulmón en la edad adulta. Sin hablar de que el tabaquismo pasivo puede provocarles tos crónica, asma, bronquitis, neumonía, otitis y hasta obesidad. Son solo algunas de las advertencias que contiene la campaña 'Coche sin Humo. Protégeles', puesta en marcha por el Consejo General de Enfermería y a la que se acaba de sumar el Principado. El objetivo es sensibilizar a la sociedad de los riesgos que este hábito conlleva para la salud y sobre todo el hecho de fumar en un espacio cerrado y reducido, como un coche. Porque las perniciosas sustancias del humo del tabaco quedan retenidas en el interior del vehículo y sus ocupantes seguirán respirándolas aunque ya se haya apagado el cigarrillo.

Lo particular de esta campaña, que el presidente del Consejo General, Florentino Pérez, y la presidenta de edad del Colegio de Enfermería de Asturias, Elena Ardisana, pormenorizaron ayer al consejero de Sanidad, Francisco del Busto, es que busca despertar sensibilidades entre los más pequeños y que sean estos los que trasladen a sus padres el mensaje de que «fumar es malo».

Por eso se llevará a cabo en centros educativos y con escolares con edades comprendidas entre los cinco y los diez años a los que el personal de enfermería darán charlas didácticas y amenas. También les entregarán juegos, folletos educativos e informativos, llaveros y pegatinas con el lema de la campaña para que las coloquen en los vehículos de sus padres y así identifiquen que ese es «un coche sin humo». Según expuso el presidente nacional del colectivo de enfermeros hace unos días en la presentación de la campaña, la Ley Antitabaco de 2011 supuso «un antes y un después» en salud pública. Sin embargo, considera que España debería imitar a países como Francia, Inglaterra o Estados Unidos, que han ido un paso más allá en sus regulaciones y han prohibido también el consumo de tabaco en vehículos particulares.

El humo del tabaco contiene 7.000 sustancias (250 muy nocivas y 70 cancerígenas) y todas ellas permanecen en el vehículo durante semanas, de ahí la importancia de evitar su consumo en estos espacios. Un motivo más: según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 30% de las muertes por tabaquismo pasivo en el mundo se da en niños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos