El Comercio
Carnavales en Asturias: ElComercio.es

El disfraz de político corrupto, un éxito de ventas

El disfraz de político corrupto, un éxito de ventas
  • Se trata de un traje de chaqueta y corbata con rayas horizontales blancas y negras. Además, ofrece una versión de folclórica

Traje de político-empresario y folclórica presidiarios. La empresa alicantina 'Disfrazzes' ha lanzado una línea de vestidos para este carnaval en clara alusión a los distintos personajes que en los últimos meses han visto como por sus actos están cuestionados por su dudosa honorabilidad en la gestión.

El primero consiste en un traje de chaqueta con corbata y cuello de camisa como el usado para hacer negocios, pero con una diferencia con respecto al habitual: está confeccionado a rayas horizontales y blancas, como la ropa que tradicionalmente se proporciona a los reos de algunos centros penintenciarios de todo el mundo. Tal y como recoge ABC, se incluye un maletín supuestamente lleno de dinero negro.

Similar es el concepto del de faralae, al que no le falta la peineta y abanico, además de un visible número en el pecho a modo de identificacion de la reclusa.

Desde la empresa aseguran que en tan sólo una semana se ha vendido el 50% de las existencias en el que califican como todo un éxito en su filosofía de hacerse eco de temas de actualidad en la sociedad española empleando el sentido del humor. Además, explican que ambos disfraces han sido fabricados en España por el departamento de confección de Disfrazzes con materiales de alta calidad. «Corrupción made in Spain» han denominado a la línea.

De tarjeta 'black'

No son las únicas creaciones que siguen el hilo de la actualidad política del país. La empresa Casa del Disfraz, afincada en Ibi (Alicante), ha confeccionado un atuendo de tarjetas opacas, también denominadas 'black', de Caja Madrid, que está siendo un gran éxito de ventas en todo el país de cara a las próximas fiestas de carnaval.

Fuentes de la empresa han indicado que han superado las expectativas de venta de este disfraz en «más de un 300 por ciento», un dato que esperan siga aumentando en los días más próximos a esta celebración. «El objetivo es ironizar sobre todos los temas de corrupción que salen cada día en televisión y, en concreto, sobre el caso de Caja Madrid», han señalado desde la tienda.

El cuerpo del traje simula una tarjeta opaca, con su color negro característico, con los dígitos e, incluso, el cargo al que pertenecían, es decir, consejeros o directivos de la entidad. Además, el oso emblema de la entidad madrileña está dibujado en color gris y con un antifaz y una gorra de ladrón. Estos mismos atributos culminan el atuendo completo para la cara de los usuarios.