http://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-carnaval-desktop.jpg

«La música gringa me ha robado el corazón»

Myriam Swanson.
Myriam Swanson. / LVA
Myriam Swanson. Voz de Flamingo Tours

«Hace falta menos mundo virtual y más real. Hay gente que se pasa el concierto mirando al móvil»

J. F. G.AVILÉS.

Flamingo Tours presenta esta noche (22.30 horas) en la Sala Club del Niemeyer su segundo disco, 'Lucha libre'. Myriam Swanson es su voz y su alma.

-¿Cómo nació Flamingo Tours?

-En Barcelona, tras una etapa con un espectáculo en la sala Apolo y a raíz de mi inquietud por formar una banda aventurera con una temática muy iconográfica, de superhéroes. Empecé con Mario Cobo, guitarrista de Loquillo, y se unieron una serie de buenos músicos muy conocidos. Sacamos un single, un EP, nuestro primer largo, 'Right on time', y ahora el segundo, 'Lucha libre'.

-¿Cómo suena?

-Rock&roll y rhythm&blues, sin exabruptos. Este nuevo disco rezuma aroma mexicano, con canciones en español, en inglés y en spanglish. Yo diría que Flamingo Tours ya suena a Flamingo Tours.

-¿Y la puesta en escena?

-La de un banda de rock&roll al uso con ganas de divertirse y de hacer que el público se divierta. La portada del disco, con una heroína entre dos luchadores de lucha libre, da una buena pista.

-¿Cuál ha sido la acogida?

-El disco saldrá al mercado el 9 de marzo, pero en esta gira ya lo llevamos en la mano. Así el público podrá tenerlo antes que nadie, y por lo que vemos está gustando mucho.

-¿Son todo canciones originales?

-Cuando una banda empieza las versiones ayudan a definir el rumbo. Hasta ahora habíamos incluido versiones de Lula Reed y Freddy King, rhythm&blues de finales de los cincuenta, pero en este disco ya son todo originales, diez canciones.

-Usted se ha autodefinidocomo elegante y barriobajera. ¿Es así?

-Soy del barrio más pijo de Barcelona, y soy rockera. Sí, he dicho eso en broma, pero no me defino así. Eso sí, no me callo ni bajo el agua.

-¿Queda algo de sus etapa punk?

-Tuve un larga experiencia con un grupo punk de Barcelona, y de ahí salté al rhythm&blues, al rock e incluso al jazz, pero la música gringa me ha robado el corazón.

-¿Se perciben esos antecedentes en el disco?

-Soy melómana, y no me gusta definirme. Es más, creo que el artista se ha dejado violar por el entorno, siempre con las etiquetas, cuando la música y el arte son libres. Enumerar antecedentes me resulta absurdo. Dicho eso, cada uno tienen sus raíces, y algo siempre queda.

-¿Cómo ve el panorama musical nacional?

-Cada vez mejor. Cuando empecé todo estaba compartimentado. Ahora hay más variedad, espacio para todo el mundo, también para los grupos que, como nosotros, no son fáciles de catalogar.

-¿Y a nivel de público?

-Si entras en las redes sociales hay mucho ruido y pocas nueces. Falta contenido, y eso se ve en el público. Hay gente que en lugar de mirar al escenario mira al móvil. También hacen falta más iniciativas, más apoyo a nivel de instituciones y sobre todo, más público, menos mundo virtual y más real.

Más Antroxu

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos