http://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-carnaval-desktop.jpg

«Toca hablar de nosotros, ya vale de tanto politiqueo»

«Toca hablar de nosotros, ya vale de tanto politiqueo»

Os Brasileiros do Xixón apuesta por un número más personal

LAURA CASTRO GIJÓN.

Están cansados de repetir temática, de ser reivindicativos y sátiros. Este antroxu Os Brasileiros do Xixón quieren darle personalidad a su número y nada mejor que contar su propia historia. «Toca hablar de nosotros, vale ya de tanto politiqueo», señala la presidenta de esta charanga, Geli López Robles. Además, su temática les da para largo, pues son una de las formaciones más antiguas y acumulan a sus espaldas más de treinta años de anécdotas carnavalescas.

«Nos hacemos mayores y vamos teniendo nuestros achaques ya», menciona Geli con cierta comicidad, consciente, a pesar del buen humor, de que lo que dice es una realidad. «El año pasado y éste hemos tenido incorporaciones nuevas de gente más joven que nos da vida a los más veteranos pero, aún así, seguimos teniendo una media de ciencuenta años», confiesa.

Sin embargo, de cansancio «nada». Están más que preparados para celebrar el carnaval de la manera que mejor saben hacerlo: bailando. «Estos días de fiesta se vive con muchas ganas, te dan vitalidad. Seremos veteranos, pero no se nos quita el gusanillo del antroxu ni con agua hirviendo», asegura con rotundidad la presidenta de Os Brasileiros gijoneses. Reconoce, no obstante, que después hacen falta más días para recuperarse que cuando eran jóvenes, pero las ganas les pueden.

Además, es el momento de sacar pecho y lucir de la mejor manera posible el trabajo que comenzaron hace meses. En especial, el que hace Llera, una de las personas claves de esta charanga. «Él es quien se rompe la cabeza durante todo el verano para elegir la temática de los disfraces y la puesta en escena. Y luego se arma de paciencia para presentárnosla al resto en septiembre y defenderla. Si algún día dejara esta charanga, iríamos a buscarle a casa», asegura. Así de importante es él. Al fin y al cabo, mucha gente «solo ve lo guapo del carnaval». Pero detrás hay «muchas horas de trabajo, sacrificios y plena dedicación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos