http://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-carnaval-desktop.jpg

Debut con «fantasía, cachondeo y politiqueo»

Debut con «fantasía, cachondeo y politiqueo»
Antroxu

Los Cruzaos de Ceares, que se estrena como charanga este año, reclama más implicación a los jóvenes gijoneses

LAURA CASTRO GIJÓN.

Estrenarse «por todo lo alto haciendo disfrutar al público» con un espectáculo que les ayude a contagiar sus «ganas de cachondeo», pero que también ponga en valor el trabajo de todos estos meses. Este es el objetivo que se marcan Los Cruzaos de Ceares, quienes debutarán este antroxu como charanga con una puesta en escena que mezclará la sátira política con los disfraces de fantasía.

«Empezaremos con una idea sencilla para después complicarnos con algo de politiqueo y acabar quedándonos muy a gusto», explica el presidente de Los Cruzaos, Benjamín Hevia. Recuerda cómo esta aventura nació del «gusanillo» que les entró en los dos carnavales anteriores participando como grupos. «Lo pasamos tan bien que queríamos más. No es lo mismo vivirlo desde dentro, a pleno rendimiento fiestero durante cinco días, que desde fuera», señala.

Reconoce que «cuesta trabajo, no todo es jauja». Comenzaron a perfilar su espectáculo en octubre con la idea y confección de los disfraces y en noviembre cogieron papel y lápiz para convertir sus ideas en letras. Están contentos con el resultado, pero no se marcan grandes objetivos de cara al concurso de charangas. «Se trata de pasarlo bien, de contagiar nuestro cachondeo por las calles y marcar este antroxu como el primero de muchos para Los Cruzaos», indica Hevia.

La charanga

Componentes.
31 miembros, de los cuales 9 son niños. Los dos años anteriores participaban como grupo y para este antroxu se convirtieron en charanga.
Preparativos.
Comenzaron a pensar y preparar los disfraces en octubre y las letras de su espectáculo en noviembre.
Temática.
Mezclarán los disfraces de fantasía con la sátira política.
Galardones.
Se marcan como objetivo para su debut «estrenarse por todo lo alto haciendo disfrutar al público».

Y nervios, «cero». Ya han tenido el primer contacto con el escenario del teatro Jovellanos y superó todas las expectativas. Reconoce el presidente de esta charanga que «la escenificación ha sido complicada», pues están acostumbrados a ensayar en la sede de la asociación vecinal de Ceares, mucho más reducida. «El concurso será la parte más dura, el resto será cuestión de divertirse», comenta. Junto a las actividades obligadas por ser charanga, harán un especial homenaje para sus vecinos de Ceares, «que han soportado los días de ensayo», y para la sidrería Ramón y la Montera Picona, «que están dándolo todo como patrocinadores».

Hevia señala que el trabajo de estos meses «ha sido duro», pero reclama más implicación por parte de los jóvenes. «Cada año hay menos charangas y es una pena porque se pierde la esencia del antroxu. Además, no hay mejor forma de vivirlo que desde dentro. Ver la cara de la gente cuando desfilas y actúas no tiene precio», asegura. Por eso, anima a todos a unirse a una charanga y si es la suya «bienvenidos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos