http://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-carnaval-desktop.jpg

Carnaval de Gijón | David Alonso, un edil contaminado en Antroxu

David Alonso, disfrazado como víctima de la contaminación. / P. UCHA
David Alonso, disfrazado como víctima de la contaminación. / P. UCHA

Cinco ojos y cuatro piernas «tras pasar por Arcelor y bañarme en Peñarrubia»

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

Su intención inicial era disfrazarse de nube tóxica, pero lo descartó «porque no acabábamos de ponernos de acuerdo en si hoy tocaba que fuera negra, marrón, roja o gris». En busca de inspiración, «se me ocurrió pasar por Arcelor y por Aboño». Pero como acabó cubierto de polvo, tuvo que ir después a tomar un baño en la playa de Peñarrubia. «Para aclararme». El resultado, crítica antroxera de los problemas medioambientales que sufre la ciudad, fue un concejal contaminado, un concejal más propio de una Corporación postapocalíptica que del actual Pleno municipal de Gijón. «Para estar todo tan limpio como dicen, me salieron manos, piernas y ojos por todas partes», bromea.

-Le van a llamar alarmista.

-Hombre, no me voy a disfrazar de Drácula. Aunque de eso podría ir algún que otro político.

No es la primera vez que David Alonso, de Xixón Sí Puede, encuentra en la denuncia ecologista sus musas de carnaval. «Hace tres años fui de río contaminado, con una lámina de 'porexpan' pintada de azul, con botas y todo tipo de porquería flotando por encima», explica. No obstante, de donde saca más ideas cuando llegan los días de antroxu es de los cómics, de los que se confiesa «muy fan». Así, hace un año se le pudo ver caracterizado de «piloto cutre de la II Guerra Mundial» y hace dos, de «espía venido a menos».

Lamenta que en la política «la gente tiene un sentido del humor un poco raro y no se da cuenta que hacer cosas serias en el Ayuntamiento no está reñido con divertirse en el antroxu. Y lo malo es que después hay veces en que el Pleno parece un carnaval».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos