http://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-carnaval-desktop.jpg

Concurso de charangas de Gijón: Solo quedan entradas para el gallinero

Algunas de los primeras en comprar las entradas para el concurso de charangas de este fin de semana. / JORGE PETEIRO

La cola para comprar los pases dio la vuelta a la manzana

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

Cualquiera que se hubiera pasado, durante la mañana de ayer, por Begoña, habría llegado a la conclusión de que algún artista internacional estaba próximo a visitar Gijón. Las taquillas del Teatro Jovellanos apenas se distinguían asediadas por una fila de más de doscientas personas que daba la vuelta a la manzana. Algunos incluso habían pasado la noche haciendo cola. «Llevamos aquí desde las siete de la tarde del miércoles», afirmaba orgullosa Rebeca Lago, la primera en comprar las entradas para los espectáculos antroxeros del fin de semana.

Lago, que forma parte de Los Tardones, no se conformó con la entrada de cortersía que se les reparte a todos los integrantes de las charangas y acudió a comprar las cuatro que cada gijonés puede retirar, como máximo, de las taquillas, por un precio de 3 o 4 euros cada una.

Al final de la mañana el teatro colgó el cartel de 'no hay billetes' para el concurso del domingo, mientras le quedaban solo «entre diez y veinte de gallinero» para la sesión de mañana sábado en estas fechas marcadas a fuego en el calendario de los gijoneses. «Este año se me adelantaron, pero por lo menos no me quedo sin entrada», decía José Manuel Piñán, quien lleva ya siete años asistiendo al concurso de charangas. «Pasamos bastante frío, pero siempre acaba mereciendo la pena», contaba entre risas.

Sillas, mantas, cartas...

Las sillas de camping, mantas térmicas y los juegos de cartas fueron los otros protagonistas, que amenizaron la espera hasta que, a las nueve y media, las taquillas abrían entre gritos de júbilo. Júbilo compartido con las cafeterías de la zona, a las que acudieron por turno quienes hacían cola para calentar. Luego, con la entrada en la mano y la sonrisa puesta, se fueron con la misión cumplida. ¿El frío? «Por el antroxu lo que sea», aseguraban.

Más Antroxu

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos