http://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-carnaval-desktop.jpg

Madre e hija reinarán en el antroxu

Las dos sardinas, madre e hija en el Teatro Jovellanos. / DANIEL MORA

Dos sardinas, una joven e irreverente y la otra controladora, animarán los festejos

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Una con muchas ganas de dar la nota, macarra y atrevida. La otra, controladora y siempre intentando que la fiesta no se vaya de las manos. Las sardinas para el antroxu gijonés volverán a ser dos pero, en esta ocasión, el dúo será más variopinto que nunca: madre e hija darán color a una de las fiestas más especiales de la villa. Su presencia se dejó notar ayer durante la presentación del programa en el Teatro Jovellanos, que volverá a ser epicentro de las celebraciones con la XXXI edición del Concurso de Charangas. Los humoristas de Escenapache harán de embajadores y, como en la pasada edición, serán once las charangas que concurrirán a concurso. La única novedad, los Cruzaos de Ceares, que debutan en el certamen tras dos años desfilando.

«¡A mi me gusta vivir al límite!», clamó la sardina adolescente, al ritmo de 'Paradise City', mientras bajaba al hall del Teatro Jovellanos para presentarse en sociedad. Varios piercings en la cara, pelo rapado por un lateral y un atuendo que, desde luego, no entusiasmó a su madre. «Voy a cantar, bailar, comer y beber. ¡Quiero ser la sardina del antroxu!», clamó ante la aparición de su progenitora. Ésta, sin embargo, no se mostró muy entusiasmada con el plan. «¿Pero no has oído sobre la perversión de menores? Tú te vienes conmigo a casa», contestó la mayor.

Después de un tira y afloja, las dos sardinas, que serán bautizadas por votación popular, llegaron a un acuerdo para disfrutar de la folixa. «Si me dices que vas a hacer solo lo que pone en el programa me voy contigo, que hay mucho crápula suelto por ahí», zanjó la veterana con su collar de perlas al cuello. Contentas las dos, discusión familiar mediante, solo queda ver cómo se adapta cada una a las fiestas.

Los festejos, que comenzarán el próximo viernes 9 de febrero, arrancarán con el ya tradicional pasacalles de la zona oeste. La comitiva está convocada a las 16.30 horas en la explanada de El Arbeyal y, después de recorrer las calles del barrio, la fiesta se prolongará en la pista cubierta del colegio Club Natación Santa Olaya . A las 20 horas se leerá el pregón y después le tocará el turno a Jerónimo Granda con sus ya tradicionales coplas de antroxu.

La mayor novedad de este año, sin embargo, se dará cita en el Paseo de Begoña el sábado 10. Se trata de una multitudinaria verbena que contará con la animación de la orquesta Tekila. «Esperemos que todo el mundo se lo pase genial y venga disfrazado para disfrutar de la fiesta», animó el concejal de Festejos, Jesús Martínez Salvador. Ese mismo día, a las 19 horas, comenzará en el Teatro Jovellanos el XXXI Concurso de Charangas.

Farturas carnavalescas

También se sumarán a los festejos de antroxu 37 restaurantes de hostelería, coordinados por Otea, que ofrecerán sus menús especiales de pote, picadillo y frixuelos. «No es fácil encontrar un programa como este en el norte de España. Es un carnaval gastronómico y estamos trabajando para que se promocione fuera de Asturias», anunció José Luis Álvarez Almeida, presidente de Otea.

Después del gran desfile del lunes 12, que recorrerá la ciudad desde la plaza de Toros hasta el Humedal, los festejos echarán el cierre el martes con el velatorio de las sardinas y la entrega de premios a las mejores disfraces y charanga. Los antroxeros, finalmente, llorarán a sus sardinas en la plaza del Marqués durante el entierro.

Más Antroxu

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos