Cautela de sindicatos y usuarios ante la inversión en Cercanías

Un tren de Feve, a su paso por San Antolín (Llanes). / JUAN LLACA

Consideran escasos los 275 millones anunciados por el ministro de Fomento y reclaman desdoblar más tramos que los anunciados

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Quieren conocer el contenido del plan de mejora de las Cercanías en Asturias que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentará en noviembre, pero lo dado a conocer anteayer, con una inversión de 275 millones de euros, fue acogido con cautela tanto por los sindicatos UGT y CC OO como por los usuarios, representados por Asturias al Tren. Y es que las tres entidades rechazan que se vinculen las inversiones a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018.

El futuro desdoblamiento de los tramos Trasona-Veriña y La Carrera-Nava son, según Luis Blanco (UGT), para «liberalizar la línea y dar fluidez tanto a mercancías como a viajeros», lo que considera «muy bueno» para el ancho métrico asturiano. No obstante, cree escasa la adquisición de únicamente 22 nuevos trenes (12 eléctricos y 10 diésel). Pero el planteamiento del ministro tiene, a ojos de Blanco, un pero: «Tiene que haber un acuerdo político y no como hasta ahora, que hemos visto varios planes de mejoras y no se hizo nada. Además, todo está sujeto a los presupuestos y si el PSOE no los aprueba la inversión no se hará, lo que me parece un chantaje».

Más noticias

Blanco echa de menos mejoras en la línea Gijón-Laviana, al igual que Juan Carlos Lora (CC OO), que reclama «doble vía entre Gijón y El Berrón». Pero Lora también reclama mejoras en las Cercanías de ancho ibérico, «quitando las curvas de Villabona y Veriña para mejorar el trazado entre Gijón y Oviedo, y que pueda haber trenes que hagan en viaje a poco más de 15 minutos».

Otro aspecto que pide Juan Carlos Lora es la homogeneización de los trenes, porque «es una vergüenza que ahora tengamos siete series distintas para trabajar en ancho métrico. Hay que habilitar a los maquinistas para cada tipo de tren». Además, en su opinión, que se destinen a estas actuaciones 275 millones de euros lo considera «un poco corto, porque hay que hacer mucho. En Asturias hay que modernizar el ancho métrico, pero también mejorar los trazados del ibérico». Porque este sindicalista tiene claro que «el ferrocarril de los asturianos es el de Cercanías».

Carlos García Alcalde, portavoz de Asturias al Tren, agradece que «el ministro reconozca que el tren de la mayoría es el de Cercanías. Es la primera vez que lo reconoce un ministro y eso es positivo». Pero, a partir de ahí, demanda una serie de actuaciones que el colectivo considera básicas, como «duplicar la línea entre Noreña y Gijón, y eliminar el fondo de saco en Trubia».

García Alcalde explica que, «en principio, tenemos una visión positiva de lo que ha dicho el ministro, pero lo importante es que se invierta. Y no 275 millones de euros, sino la mayoría del presupuesto de ferrocarriles, porque las Cercanías son lo que utiliza la mayoría de la gente y solo el 5% usa el Ave».

Asturias al Tren critica que en los últimos años se hayan acometido importantes inversiones para, por ejemplo, dotar de wifi a trenes y estaciones, mientras se dejaban de lado las infraestructuras ferroviarias. Y es que Carlos García Alcalde recuerda que su objetivo es la reducción de los tiempos de viaje para que se deje de utilizar el vehículo privado. Por ello, quieren actuaciones para «que el trayecto entre Gijón y Laviana pase de la hora y 20 minutos que dura actualmente a unos 45 minutos».

Fotos

Vídeos