Dos ciudadanos de Malasia, detenidos en el aeropuerto de Asturias con maletas con angulas

Dos ciudadanos de Malasia, detenidos en el aeropuerto de Asturias con maletas con angulas

Viajaban a Vietnam vía Londres con los ejemplares en botellas. El equipaje de grandes dimensiones despertó las sospechas de la policía

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

Dos ciudadanos de Malasia fueron detenidos ayer en el aeropuerto de Asturias cuando intentaban viajar con angula en sendas maletas, una especie protegida que no se puede comercializar. Según informaron fuentes de las fuerzas de seguridad, los arrestados viajaban a Vietnam vía Londres y se encontraban esperando en uno de los pasillos de la terminal cuando las maletas de grandes dimensiones despertaron las sospechas de la Policía Nacional, por lo que les pidieron la documentación y les obligaron a pasar el equipaje por el escáner.

Fue en ese momento cuando descubrieron que las maletas contenían botellas de agua con las angulas. Los arrestados han sido puestos a disposición de la brigada fiscal de la Guardia Civil, cuyos agentes tratan de determinar ahora la procedencia de las crías de las anguilas, un alimento muy preciado y cotizado en el continente asiático, donde es considerado un producto de lujo. Tras prestar declaración, quedaron en libertad, previa denuncia por una infracción administrativa relacionada con la Ley de Contrabando.

Cuatro millones de alevines

En junio del año pasado tenía lugar el golpe a la mayor organización del tráfico ilegal de angulas que operaba a nivel internacional. Entonces, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil llegó a decomisar cuatro toneladas de alevines de la anguila y detuvo a treinta personas, una de ellas en Castropol. El arrestado en Asturias fue sorprendido por los agentes cuando portaba ochenta kilos de angulas sin la documentación reglamentaria y sin que pudiera dar cuenta de su procedencia.

Los investigadores consideraron que éste y los otros 29 detenidos en varias provincias de España, formaban parte de una red criminal que vendía la mercancía ilegal a China, donde cuenta con una gran demanda. La Guardia Civil señaló que los miembros del grupo delincuencial adquiría desde España las angulas en diferentes países de Europa para después -empleando para ello documentación falsificada- trasladarla hasta Grecia por carretera en camiones. Desde allí, se procedía a su exportación ilegal hasta Hong Kong, para su posterior comercialización en China.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos