«Los ciudadanos son responsables en el 99% de los rescates»

Guillermo Martínez. / EFE
Guillermo Martínez. / EFE

Guillermo Martínez dice que el cambio previsto en la norma que regula el pago de tasas por los salvamentos «no tiene afán racaudatorio»

R. A. / M. M. C. OVIEDO.

El Principado estudia la posibilidad de cambiar la actual normativa que regula el pago de tasas por los servicios de rescate pero «no tiene afán recaudatorio», explicó ayer el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez. El objetivo es «aportar seguridad jurídica a aquellos expedientes en los que se cobra. Esta tasa se aplica en casos como, por ejemplo, cuando son personas que hacen deporte sin seguro, sin cuidado o sin planificación», indicó.

Esta modificación normativa se produce en plena polémica por el caso de los siete jóvenes mierenses que quedaron atrapados por la nieve en L'Angliru, a pesar de la alerta lanzada por las autoridades, y que el 112 no acudió a socorrer. El consejero aseguró que «los ciudadanos son responsables en el 99% de los casos», pero remarcó que solo se prevé cobrar las tasas por rescate «en determinadas circunstancias específicas y donde se ponga en riesgo la vida de los profesionales».

Guillermo Martínez indicó que el servicio de emergencias del Principado no solo ha de atender los percances que se produzcan, sino también «incitar a la responsabilidad de los ciudadanos». El Ejecutivo asturiano destina cada año a este servicio más de 30 millones de euros y, según el consejero, «el número de rescates en los que se ha cobrado ha sido excepcional y en todo caso ha habido una circunstancia que lo aconsejaba, como que las personas no tenían la equipación, la preparación o la planificación suficiente». Pero quiso dejar claro que las tasas cobradas por los rescates «son anecdóticas».

De cualquier modo, desde el Principado «no hemos planteado nunca dar una factura a los ciudadanos, tal y como se ha previsto en Sanidad. La ciudadanía sabe lo que cuesta un servicio de emergencias», apuntó. La tasa por rescates fue implantada en 2010 y prevé seis posibles tarifas, que van desde 32 euros por hora, hasta un máximo de 2.013, en función del número de efectivos y de los medios empleados en la actuación.

50 casos en 2017

Parece que la ciudadanía se está concienciando con este asunto, ya que el Grupo de Rescates de Bomberos rescató en la montaña a 50 personas el año pasado, frente al centenar de 2016.

El pasado diciembre, la sala del 112 del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias recibió 62.918 llamadas, de las que 38.101 estaban relacionadas con algún incidente. Esas llamadas derivaron en la apertura de 25.262 incidentes que requirieron la movilización de algún tipo de recurso, en su mayor parte (19.740) en atención sanitaria. También se registraron 2.545 incidentes por seguridad ciudadana y seguridad vial, y 817 accidentes de tráfico. La media diaria de incidentes fue de 815.

Los parques de Bomberos realizaron el mes pasado 341 salidas, de las que 114 fueron para incendios urbanos, 33 salidas para rescates, accidentes y retiradas de elementos peligrosos, 26 para rastreos y 13 para incendios forestales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos