'Ana' coge fuerza y pone a Asturias en alerta naranja

Las lluvias persisten en la región ante la llegada de la borrasca. / PALOMA UCHA

Se prevén vientos de hasta 120 kilómetros por hora a partir de las tres de la tarde y lluvias de 40 litros por metro cuadrado en solo 12 horas

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Prácticamente toda Asturias está hoy en alerta naranja por mal tiempo. La formación, a partir de las tres de esta tarde, de una profunda borrasca nombrada 'Ana', mediante un proceso de ciclogénesis explosiva, hará que la región afronte vientos cuyas rachas más fuertes pueden alcanzar los 120 kilómetros por hora e intensas lluvias que dejarán unos 40 litros por metro cuadrado en solo doce horas.

'Ana' no impactará directamente en la Península Ibérica, sino que transitará por el mar CantábricoTambién en aviso naranja está toda la zona marítima más cercana al Principado. Un dato a tener en cuenta es que durante este episodio de ciclogénesis explosiva se prevé que la cota de nieve esté en torno a los 1.800 metros, ya que se trata de vientos de componente oeste y suroeste. Eso sí, mañana, una vez que esta borrasca haya pasado, entrarán vientos de componente norte, con lo que las temperaturas descenderán de forma notable y la cota de nieve se desplomará hasta los 700 metros.

Pero, ¿qué situación se espera hoy? Las alertas de la Aemet activan avisos naranja en Asturias por viento y fenómenos costeros. Los primeros se esperan para las tres de esta tarde y se prevé que finalicen en torno a la media noche. Se trata de fuertes vientos que pueden alcanzar los 120 kilómetros por hora en la cordillera, los Picos de Europa, el litoral occidental y la zona suroccidental de la región. En cuanto a los fenómenos costeros, afectan a todo el litoral asturiano, con vientos de componente oeste, fuerza 7 a 8 y olas que podrían superar los seis metros. Esta circunstancia será especialmente aguda desde las nueve de esta noche hasta el mediodía de mañana.

Pero las zonas de la región que no están en alerta naranja lo están en amarilla. Así, se esperan precipitaciones acumuladas de 40 litros por metro cuadrado en prácticamente toda la región, aunque pueden ser más abundantes incluso en la suroccidental asturiana. En la zona central de Asturias, los valles mineros y el litoral oriental las rachas de viento pueden alcanzar los cien kilómetros por hora.

Recomendaciones

Ante esta situación, el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) ha hecho públicas una serie de recomendaciones dirigidas a la población para evitar posibles accidentes. Se trata de extremar las precauciones y no acercarse a acantilados, paseos marítimos y zonas peligrosas donde las fuertes rachas de viento puedan provocar caídas y en la costa los golpes de mar puedan arrastrar a alguna persona. Además, se ha pedido que se eviten los desplazamientos por carretera. Hay que tener en cuenta que las ráfagas de viento tendrán suficiente fuerza como para mover los vehículos. Además, pueden tirar árboles u otros objetos, con lo que es posible la presencia de obstáculos en las carreteras.

También es necesario que en las viviendas se revisen los anclajes de elementos fijados en el exterior de los edificios, pero el SEPA además advierte de que al andar por la calle conviene estar vigilantes ante el peligro de desprendimientos de cornisas u otros materiales.

Más información

El lunes la situación se suavizará. Si a primeras horas puede haber rachas muy fuertes de viento, irá amainando y rolando a componente noroeste. Eso sí, continuarán los chubascos generalizados y localmente persistentes. Podría haber tormentas con granizo. La cota de nieve bajará hasta los 700 metros, ya que se espera un descenso notable de las temperaturas, especialmente en el oeste asturiano y en el entorno de los Picos de Europa. Se esperan heladas, que pueden ser más intensas en la cordillera. Hasta el martes no se esperan los primeros rayos de sol sobre Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos