Colapso de cinco horas en la A-8 a la altura de Gijón por el vuelco de un camión

El camión quedó cruzado en la autovía impidiendo el paso de coches. / JOAQUÍN PAÑEDA

La conductora, que resultó herida leve, perdió el control del vehículo y volcó nada más atravesar el túnel de Cefontes

L. A. R. GIJÓN.

Apenas cuarenta y ocho horas después del vuelco de un camión en la 'Y' que generó enormes retenciones, ayer volvió a producirse un accidente similar. En esta ocasión, el escenario fue la autovía A-8, a la altura del túnel de Cefontes, en Gijón, en dirección a Galicia. También en este caso, el accidente se saldó sin heridos de consideración, pero no se pudieron evitar las enormes retenciones de tráfico, que se vieron agravadas por la saturación que se vive en las carreteras durante el verano.

Hasta cinco horas estuvo colapsada la A-8 por el vuelco del camión, un Iveco de la Empresa Municipal de Limpieza (Emulsa), a la salida del citado túnel entre Gijón y Villaviciosa. La conductora del vehículo resultó herida leve después de perder el control por causas sin esclarecer. El camión quedó atravesado en la carretera cerrando completamente el paso de vehículos hacia Gijón, lo que causó retenciones kilométricas. La operaria de Emulsa acababa de realizar su ruta de recogida de residuos sólidos urbanos por la zona rural y se dirigía a Cogersa a realizar el depósito.

De inmediato, la comandancia de la Guardia Civil de Gijón envió a la zona a todos sus efectivos de Tráfico en previsión de que el accidente tuviera mayor alcance, aunque después se comprobó que no había más coches implicados. A modo de prevención, la conductora fue trasladada al Hospital de Cabueñes para ser examinada. Allí recibió la visita del concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, y de la gerente de la Empresa Municipal de Limpiezas, Pilar Vázquez, que se interesaron por el estado de salud de la herida y pidieron disculpas por las molestias causadas en el tráfico.

Y es que debido al vuelco, numerosos vehículos quedaron atrapados, pero la rápida intervención de la Guardia Civil, que colocó motoristas en los kilómetros previos al punto del siniestro, hizo que se desviara el grueso del tráfico hacia la carretera vieja N-632 en Deva. En este punto sí se congestionó el tráfico, si bien no se produjeron atascos. Precisamente para que los conductores atrapados pudieran seguir su viaje con normalidad se restableció el tráfico de forma puntual a las 12.30 horas. La vía se reabrió de manera definitiva a las 15.38. En ese tiempo, dos grúas fueron necesarias para retirar el camión del lugar. Fueron estas labores las que obligaron a volver a cortar el tráfico.

Este suceso tiene lugar tan solo dos días después de que el accidente de otro vehículo pesado colapsara la 'Y'. En este caso, fue un camión que transportaba chapa de hierro el que el domingo, en torno a las 14 horas, volcó a la altura de la intersección de Avilés.

El vehículo se incendió casi de inmediato, lo que obligó a cortar un tramo de vía en el que las labores de limpieza se han prolongado hasta este lunes. Los restos del accidente todavía se pueden ver en este tramo de la calzada dado que se llegó a quemar parte del montículo cercano a la autopista.

Fotos

Vídeos