El colapso en las revisiones eleva a 8.012 los expedientes de salario social sin atender

Una perceptora de salario social afectada por los retrasos.
Una perceptora de salario social afectada por los retrasos. / M. ROJAS

El Principado cerró mayo con 6.059 revisiones pendientes y acumula retrasos extremos de hasta 38 meses

CHELO TUYA GIJÓN.

1.647 perceptores de salario social esperan desde abril de 2015 a que el Principado les reponga la paga a la que tienen derecho las personas con ingresos inferiores a los 430 euros mensuales. Los 1.647 vivían de una nómina que no llega a los 15 euros al día. Dejaron de cobrarla tras lograr un trabajo temporal. Pero, al finalizar el contrato, su situación lleva 25 meses 'congelada'. Están sin trabajo y sin ayuda.

Otros 566 asturianos vieron, en mayo del año pasado, como se acababa su subsidio por desempleo. Agotadas todas las prestaciones, llevan un año a la espera de poder beneficiarse del salario social. El que ya cobran 21.263 asturianos. La cifra más alta nunca registrada y que corresponde a la nómina de mayo. La que costó más de 10 millones y que eleva a casi 49 los destinados por el Gobierno regional a esta prestación en los cinco primeros meses de 2017.

Una cifra que aún sería mucho mayor si el atasco que acumula la Consejería de Servicios y Derechos Sociales en revisar expedientes en vigor no ralentizara su cobro. Porque a las 1.953 nuevas peticiones sin atender, alguna desde enero de este año, se suman las 6.059 revisiones que hay que tramitar.

Las solicitudes sin revisar aumentaron un 5% desde las 5.672 registradas en eneroServicios y Derechos Sociales anuncia que la paga se recuperará «en un mes» tras trabajar

En total, son 8.012 los casos pendientes de una respuesta de un departamento que ha visto incrementado su personal en los últimos meses y que en abril prometió la gestión de mil expedientes al mes. Sin embargo, cerró mayo con más revisiones pendientes que en enero.

Así lo demuestran los datos a los que ha tenido acceso EL COMERCIO. El departamento que dirige Pilar Varela cerró mayo con 6.059 revisiones pendientes frente a las 5.672 certificadas en enero. Las más retrasadas son las denominadas ordinarias. Se trata de 3.325 personas que esperan desde marzo de 2014 a que se modifique alguna condición de su paga. Llevan 38 meses sin respuesta. Las más ágiles son las calificadas 'otras comunicaciones no prioritarias'. Un cajón en el que están 83 personas que llevan tres meses aguardando por una decisión oficial.

25 meses por trabajar

Entre ambas cifras, aparecen las 1.647 personas que han pedido una revisión de su caso tras tener un empleo temporal. Una revisión pendiente desde abril de 2015, reconoce la propia Administración, confirmando todas las críticas planteadas tanto por el Colegio Oficial de Trabajo Social, como por la Plataforma en Defensa del Sistema Público de Servicios Sociales, como de las ONG que ofrecen atención directa, como Cáritas, Fundación Siloé, Fundación Albergue Covadonga o Mar de Niebla, entre otras. Sus portavoces han alertado en numerosas ocasiones de que optar a un trabajo temporal supone, en el mejor de los casos, estar «un año sin cobrar el salario social».

Una versión que encontró respaldo en un informe encargado a la Universidad por la propia Consejería de Servicios y Derechos Sociales. Y que amplía hoy ese departamento: son 25 los meses de retraso.

Cobrar en un mes

No obstante, en respuesta a una pregunta escrita planteada por la diputada de IU Marta Pulgar, la consejera de Servicios y Derechos Sociales Pilar Varela afirma que «en cinco meses se ha reducido en un año el plazo de revisión de los expedientes por causas relacionadas con el acceso a un empleo de duración superior a seis meses». Se trata de las revisiones consideradas prioritarias y de las que ella asegura que «se espera que puedan volver a percibir la cuantía íntegra del salario social en un mes».

En el documento en que confirma los expedientes pendientes y las demoras acumuladas, también apunta Varela que el nuevo sistema aplicado «permite cribar las revisiones que tienen un verdadero impacto en la prestación, ya que una de cada cuatro comunicaciones no afectan a la prestación». Asimismo, anuncia que desde mayo ha puesto en marcha un nuevo programa de refuerzo personal, con seis gestores que estarán contratados hasta el último día del año, a los que se suma la adscripción de cuatro empleados públicos «a la gestión y revisión».

También recuerda el acuerdo con la Consejería de Empleo, Industria y Turismo, para que los beneficiarios del salario social sean protagonistas de los planes de empleo. Sin embargo, el citado informe de la Universidad de Oviedo ya señaló que, la mayoría de los perceptores, son personas «de difícil empleabilidad». 8.012 unen a esa condición la espera por una respuesta.

Fotos

Vídeos