El Colegio de Educación Física defiende una carrera de «calidad» frente a los localismos

Alumnos de cuarto de la ESO participan en una clase práctica en el pantano de Trasona junto al Grupo de Remo Corvera.
Alumnos de cuarto de la ESO participan en una clase práctica en el pantano de Trasona junto al Grupo de Remo Corvera. / MARIETA

La decana dice que la «clave» para que el grado funcione no es la ubicación sino ofrecer «algo diferente frente a los cincuenta que ya hay en España»

SARA GARCÍA ANTÓN GIJÓN.

«Lo que hay que hacer es diseñar una titulación que sea diferente, que tenga la suficiente calidad y que destaque de entre las cincuenta facultades que ofrecen este grado en toda España». El Colegio de Licenciados en Educación Física (Colef) del Principado tiene claro cuál es el camino que hay que seguir para que la propuesta que la Universidad proyecta para el curso 2018-2019 se traduzca en una oferta formativa exitosa con capacidad de atraer alumnado. La presidenta de esta entidad, Pilar del Canto, valoraba ayer la iniciativa que impulsa la Universidad de Oviedo y remarcaba lo que en su opinión es la «clave» para que este grado funcione se sintetiza en una palabra: «Calidad».

«Ha de tener desde el principio una calidad muy notable, que sea buena, que destaque», incidía Pilar del Canto en alusión no solo a las instalaciones sino también a los «recursos humanos» que se destinen a poner en marcha el grado en Educación Física. «Debe dar un paso más sobre lo que hay y darle una línea adecuada, que no sea más de lo mismo», recomendó. No en vano, prácticamente en todas las comunidades autónomas se pueden cursar estos estudios. Solo La Rioja y Navarra, donde como en Asturias sí hay colegio de licenciados, carecen de esta titulación además del Principado. El colegio estima que actualmente hay unos cincuenta asturianos realizando estos estudios.

Eso sí, sobre el lugar en el que se implante esta titulación, la decana del Colegio de Licenciados en Educación Física precisaba que no es un asunto que entre dentro de sus competencias. «Entre la Universidad y el Gobierno del Principado tendrán que valorar la opción más adecuada», apuntó, aunque recordó que en el pasado se había hablado tanto de Gijón como de Avilés -donde la Escuela del Deporte pasó a transformarse en el actual Centro Integrado de Formación Profesional del Deporte- como lugar para implantar estos estudios. «Entiendo que en el caso de Mieres -la opción que estudia la Universidad- se trataría de aprovechar para llevar a los estudiantes a una zona deprimida para mejorar la situación».

Sí entraría dentro de las funciones de la entidad que encabeza el poder colaborar con el diseño de los planes de estudio de este grado. «El plan de estudios se tendría que adecuar al lugar en el que se ubique», indicó Del Canto, quien no obstante incidió en que todavía hay que ser prudente dado que entiende que el diseño de esta titulación está aún en una fase incipiente.

Más noticias

Fotos

Vídeos