«Tienen que compensar al preso dándole la libertad o se intentará suicidar»

Familiares de Gonzalo Montoya, en el hospital. / ÁLEX PIÑA.

La Iglesia Evangélica se moviliza a favor del preso «resucitado»

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

La familia de Gonzalo Montoya, el preso erróneamente dado por muerto, se ha vuelto a concentrar ante el HUCA para reclamar su libertad, y esta vez lo han hecho con el apoyo de varios pastores de la Iglesia Evangélica. “Aquí ha habido un mal que le han hecho y ahora lo tienen que pagar con un bien”, solicitó Antonio Escudero, pastor de esta religión en Oviedo. “Ha estado varias horas muerto, esto lo tienen que compensar dándole la libertad”, abundó. Al reo le queda condena hasta agosto por varios robos y hurtos de chatarra, bastidores y un motor. Tiene al menos un intento de suicidio que comunicó a los psicólogos del centro y a su familia le reconoció que la sobredosis por droga y barbitúricos que le llevó ahora al coma fue otra tentativa. “No puede volver a la cárcel porque lo está pasando muy mal y hay un gran riesgo de que vuelva a intentar suicidarse”, aseveró el pastor.

En contexto

Entre la treintena de concentrados estaba Jose Carlos Montoya, padre del preso, quien recalca que su hijo “no mató a nadie, solo cogió un poquitín de chatarra para dar de comer a sus cinco hijos”. El progenitor recuerda que en los casi tres años de prisión que lleva su hijo no disfrutó de un solo permiso y se muestra tajante: “Yo doy mi palabra de que si lo dejan salir, me aseguro de que no vuelva a hacerlo”. La familia está recabando firmas de apoyo a un posible indulto y calcula llevar más de 2.000 entre las recogidas físicamente y por redes sociales. “Somos mucha familia, solo en mi furgoneta llevo 500 en papel”, comenta Jose Carlos Montoya.

Temas

Huca, Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos