Condenada a dos años de cárcel la primera presidenta de la patronal geriátrica

E. C. GIJÓN.

Quien fuera la primera presidenta de la Federación Nacional de Atención a la Dependencia (FNAD , la asturiana Ana Gil, ha sido condenada a dos años de prisión y al pago de una multa de 2.400 euros por haberse apropiado de 247.000 euros de una subvención, que deberá devolver a dicha organización, además de los intereses. No obstante, la sección segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo le ha absuelto de los delitos de fraude de subvenciones y falsedad documental.

El fallo considera que es responsable de un delito continuado de apropiación indebida por haberse quedado con parte de las subvenciones concedidas por el Servicio Público de Empleo para desarrollar planes de formación.

La acusada había suscrito en 2006 la constitución de esta Federación como presidenta de la asociación asturiana de centros y servicios de mayores (Asacesema). La Federación celebró en Oviedo en octubre de 2008 una asamblea en la que se acordaba su cese como presidenta, si bien siguió «ejerciendo por su cuenta el cargo y la representación» de la misma. Y solicitando subvenciones. Desvió, según el falló, 247.000 euros en perjuicio de la FNAD.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos