Condenado a dos años el hombre que se hizo pasar por productor de UPA Dance y Siete Vidas

El estafador engañó a 18 personas para que 'invirtieran' 432.900 euros en los rodajes

RAMÓN MUÑIZGijón

La Audiencia Provincial acaba de condenar a dos años de cárcel al leonés Jorge Cerezal, el hombre que se hizo pasar por productor de televisión y fue engañando a 18 personas para que invirtieran en programas de televisión que él no hacía. El sentenciado obtuvo 432.900 euros de sus víctimas y ahora deberá devolverles los fondos. Los perjudicados han estado representados en la causa por Alberto Suárez, del despacho Efeso Abogados, y José Ramón Nistal.

Los magistrados dan por probado que el acusado "actuando con ánimo de obtener un beneficio patrimonial ilícito, y atribuyéndose falsamente la condición de productor, management de publicidad o de gestión televisiva de los derechos correspondientes a diversos documentales o programas de televisión, o de productor o coproductor de programas televisivos o series televisivas o de campañas de publicidad de marcas conocidas,o, en su caso, la titularidad de la empresa Travelling Producciones, convenció a determinadas personas para que le hicieran entrega de diversas sumas dinerarias". las víctimas creían estar invirtiendo en series como UPA Dance, Siete Vidas, o documentales como A Setas. A todos les prometía beneficios asegurados pasado un tiempo. Se da la circunstancia de que una de sus víctimas, en el momento de los hechos, era menor de edad y en su representación firmó el contrato su representante legal.

El acusado no negó haber recibido los fondos, pero intentó presentarse como víctima de la estafa, asegurando que el dinero lo remitió a un contacto suyo en Madrid que a la postre le "vendió humo". Si no pudo acreditar las operaciones es porque "se volvió loco" y destruyó la documentación. Se da la circunstancia de que la investigación se abrió en el año 2006, pero no pudo avanzar al encontrarse el sospechoso en paradero desconocido. No fue hasta 2015 cuando se le detuvo, si bien eludió luego otra citación. En su declaración, el estafador afirmó que no había huido, es que "estaba sobrepasado". La Audiencia le considera autor de un delito de estafa agravada y rebaja la petición inicial de la fiscalía, que era de seis años, al considerar que el hombre ya ha sido condenado anteriormente a cuatro años de prisión por la misma mecánica, si bien con otras víctimas. La sentencia es susceptible de ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos