La consejera de Desarrollo Rural ve «un avance» en el traspaso de competencias

Álvarez se muestra tranquila ante la creación de una Viceconsejería de Medio Ambiente y recuerda que existe un «precedente en 2008»

LAURA CASTRO CANGAS DE ONÍS.

«La propuesta de crear una viceconsejería le da mayor peso político y gestión a todas las áreas de medioambiente y biodiversidad». María Jesús Álvarez, consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, se mostró ayer conforme y tranquila con el anuncio del Gobierno regional de traspasar las competencias relacionadas con los daños por la fauna salvaje, la caza y la pesca fluvial, entre otras, a Infraestructuras, donde se creará la viceconsejería de Medio Ambiente.

La medida, aseguró Álvarez durante la Fiesta del Pastor en la Vega del Enol, «reforzará la gestión ambiental con una persona que trabajará de forma más directa estas áreas». La consejera de Desarrollo Rural recordó que esta medida tiene un precedente «reciente» en el año 2008 cuando se creó una viceconsejería de Medio Ambiente y Biodiversidad vinculada a Infraestructuras, el departamento que ahora dirige Fernando Lastra. Álvarez defendió este modelo que estuvo vigente hasta el 2012 y puntualizó que «hay un precedente aún más antiguo con la Agencia de Calidad Ambiental». La consejera de Desarrollo Rural aseguró que se trata de «un avance» porque se trataba de competencias «vitales» como la calidad del aire o la gestión de los residuos y que el futuro consejero «podrá imprimirle un carácter más político».

La oposición interpreta este traspaso de competencias como «una nueva reprobación, ahora por parte del presidente del Principado» y lo califican como «cambios meramente administrativos y organizativos».

Fotos

Vídeos