La Consejería de Desarrollo Rural pierde competencias, que pasan a Infraestructuras

El Gobierno regional crea una viceconsejería, que dependerá de Lastra, y asumirá, entre otros, los daños por la fauna salvaje, la caza y la pesca fluvial

S. G. A. GIJÓN.

Remodelación de funciones en el Gobierno regional. La consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, perderá todas las competencias relacionadas con el pago de daños por la fauna salvaje, además de las que tienen que ver con la caza y la pesca fluvial. El Boletín Oficial del Principado publicará hoy este cambio de competencias, que implica la creación de una nueva viceconsejería, la de Medio Ambiente, que dependerá de la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, que dirige Fernando Lastra. En esta nueva viceconsejería se integrarán las actuales direcciones generales de Calidad Ambiental, Prevención y Control Ambiental y Recursos Naturales.

Este cambio de funciones, en opinión de IU, supone, en la práctica, «una nueva reprobación, ahora por parte del presidente del Principado, a la consejera María Jesús Álvarez», además de calificar el reajuste de «cambios meramente administrativos y organizativos».

«Todo parece indicar que esta nueva recomposición del ejecutivo de Javier Fernández va a quedarse a medias, con la creación de una viceconsejería cuando, a nuestro juicio, lo que se debería es crear una Consejería de Medio Ambiente», recalcó Ovidio Zapico, quien añadió que estas críticas no implican un cuestionamiento de la capacidad del consejero, Fernando Lastra, «reforzado con la asunción de las competencias disminuidas a su compañera María Jesús Álvarez».

Lo «inadecuado» es, remarcó Zapico, que «sea la misma persona que, por ejemplo, negocie el soterramiento de Langreo y que, a la vez, sea la encargada de gestionar el Plan de Lobo». «Tampoco nos gusta que Recursos Naturales e Infraestructuras compartan organigrama porque pueden entrar, en ocasiones -puede ser incluso a menudo-, en colisión de intereses», indicó.

El ejecutivo de Javier Fernández, por su parte, asegura que su intención con este cambio es «potenciar las políticas medioambientales». «Este es el momento adecuado para agrupar las competencias relacionadas con la mejora y el cuidado del medio, con la lucha contra el cambio climático y la protección de espacios naturales».

Así, plantea el Gobierno regional, este nuevo departamento tendrá que hacer frente al reto de «hacer compatible la expansión industrial con la exigencia ciudadana de preservación del medioambiente»

Fotos

Vídeos