El consejero advierte de que «nos jugamos el sistema de salud por la falta de especialistas»

Ignacio García Palacios, Concepción Saavedra y Francisco del Busto, ayer, en la sede de la Federación Asturiana de Concejos. / ÁLEX PIÑA

Francisco del Busto afirma que «en 10 ó 15 años no hemos hecho los deberes el ministerio, las regiones ni las facultades de Medicina»

MARCO MENÉNDEZ

El sistema de salud, no solo el asturiano sino también el español, se enfrenta al problema de que no tiene relevo para las próximas jubilaciones de facultativos. Y ese problema es muy grave. Así lo aseguró ayer el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, antes de presentar en la Federación Asturiana de Concejos el anteproyecto de Ley de Salud del Principado de Asturias.

Del Busto indicó que «estoy convencido de que es el gran reto». «En los últimos 10 ó 15 años no hemos hecho los deberes el ministerio, las comunidades autónomas ni las facultades de Medicina. No se ha hecho un estudio claro sobre las necesidades», planteó.

En su opinión, «nos jugamos el sistema de salud por la falta de especialistas». «Un estudio a futuro para 2025 dice que tendremos grandes problemas en algunas especialidades, fundamentalmente en Medicina Familiar y Comunitaria. Pero hay que ser optimistas, porque el sistema ya tuvo que afrontar grandes retos y ha ido solucionándolos», añadió. El consejero apuntó que ya no se trata de una cuestión de ahorro, sino de un problema «que existe», por lo que aseguró que su consejería colaborará con los sindicatos, partidos políticos y profesionales para abordar una solución. Eso sí, dejó claro que «lo ha de solucionar el sistema de salud español, porque cuando se adoptan soluciones individualizadas pueden traer problemas, pues estaríamos pegándonos entre las comunidades autónomas para recuperar a los profesionales».

Por otro lado, el anteproyecto de Ley de Salud que se dio a conocer a los concejos pretende sustituir la ley del Sespa de 1992 y adaptarse a los cambios demográficos, asistenciales y de recursos de la actualidad. El consejero destacó del documento que «habla de un gran concepto, como es la universalidad de la asistencia a todos los ciudadanos por el hecho de vivir en Asturias». Otros asuntos que resaltó son el trabajo en red de todos los hospitales, a través de la llamada Red Integrada de Servicios, los derechos y deberes de pacientes y trabajadores y las actuaciones futuras en materia de salud pública. Del Busto agregó que presentarán el documento «al resto de ayuntamientos, asociaciones de pacientes, familiares y vecinos. Y a todas las entidades que tengan algo que aportar para que llegue con el máximo consenso al Parlamento. No vamos a poner ninguna traba para que haya ese consenso».

Tal es así, que el consejero aseguró que «la ley no incluye ninguna referencia a las áreas sanitarias -ante la polémica suscitada ante su posible reorganización- porque intentamos sacarla adelante». «Hemos retirado los puntos que signifiquen encontronazos», reconoció. Pero el título tercero del anteproyecto sí habla de las áreas sanitarias y sienta las bases para la ordenación territorial, con el fin de asignar equitativamente los recursos de una manera flexible. Se incluye que las áreas sanitarias, al menos, puedan ser divididas en dos o más distritos de salud.

Se prevé que a finales de año se haya culminado el proceso de consultas con todas las organizaciones y después llegará el proceso de alegaciones. El consejero pretende que en el primer trimestre de 2018 se pueda debatir en el Parlamento regional.

Fotos

Vídeos