«Consumir alcohol antes de los 18 años es siempre perjudicial»

López Rivas en la presentación de la conferencia. /  A. GARCÍA
López Rivas en la presentación de la conferencia. / A. GARCÍA

Cincuenta delegados y especialistas debaten en Gijón sobre el futuro de la asociación, que en Asturias atiende a 600 personas al año Laureano López Rivas Presidente de Alcohólicos Anónimos en España

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

La Conferencia del Servicio General de Alcohólicos Anónimos -en la que una veintena de delegados de toda España y expertos en el abordaje de las drogodependencias estudian la situación de la asociación- tendrá lugar este fin de semana en el hotel Tryp de Gijón. El encuentro fue presentado ayer por el presidente de la asociación, Laureano López Rivas (León, 1949), en un acto que contó con la asistencia de la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón y el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez.

-¿Cómo valora la función que realiza la asociación?

-Nacimos en 1935 y desde 1955 estamos en España. Sin embargo, el problema del alcoholismo sigue sin atajarse pese que a día de hoy existen muchos más medios. Esto nos hace necesarios, especialmente por el hecho de ofrecer un servicio gratuito sin precisar de dinero proveniente de instituciones públicas.

«Pese a que ahora hay más medios, el problema del alcoholismo persiste»

-¿Cree que hay aspectos que deberían mejorar?

-El principal problema de Alcohólicos Anónimos es el desconocimiento de lo que es la entidad. Ni los profesionales ni la sociedad en general tienen idea en qué consiste realmente. Otro gran problema es el funcionamiento interno, que requiere de mucha voluntad de servicio.

-Parece que la edad a la que la gente joven comienza a consumir alcohol es cada vez más baja.

-No lo creo. Se ha estabilizado recientemente en los 14-15 años. El consumo crónico ha disminuido pero también ha aumentado el consumo de fin de semana. Es un problema muy difícil de atajar porque, repito, no son conscientes del riesgo.

-Aspectos como el botellón o las fiestas en la vía pública no favorecen para revertir esta situación...

-El botellón es un fenómeno relativamente nuevo. Yo lo conocí en el norte de Europa hace cuarenta años cuando aquí no existía. Se está haciendo mucho esfuerzo, pero es muy complicado de atajar. Tendrían que involucrarse las familias, los políticos y los propios jóvenes. No obstante, creo que está estabilizando y no se ha incrementado en demasía. Coincido en que es uno de los temas más preocupantes.

-¿Se está siendo más permisivo con el alcohol en comparación con otros tipos de droga?

-El alcohol consumido de manera moderada no tiene un riesgo excesivo. Otro tema es el consumo de alcohol de manera perjudicial, que es importante remarcar que para los menores de 18 años es siempre perjudicial. La mayoría de la gente que bebe no tiene problemas con el alcohol. Sin embargo, probablemente sea la droga con mayor impacto individual y colectivo entre las personas que lo consumen de manera crónica. Afecta al individuo, a la familia, al trabajo, a la sociedad en el caso de los accidentes de tráfico...

-En otros países como Estados Unidos la edad mínima para consumir alcohol es de 21 años. Aquí es de 18. ¿Debería endurecerse?

-Aquí en Asturias hasta hace poco era incluso inferior. No creo que el tema esté en la edad. En Estados Unidos se aprobó la edad mínima tras la 'ley seca'. Imagínese qué barbaridad. El fundamento que tiene es que el consumo de alcohol en menores puede conllevar problemas neurológicos. Pero las sociedades son muy diferentes.

-¿Otra de las vías puede ser aumentar el precio del alcohol?

-Pero en ese caso perjudicaríamos a las personas que realizan un consumo responsable. En el caso del tabaco ha funcionado, pero no hablamos de lo mismo. El tabaco te perjudica desde el primer cigarrillo y está demostrado que estas medidas han mejorado la salud general.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos