Bajan las borracheras, pero los jóvenes asturianos siguen siendo los que más beben

Bajan las borracheras, pero los jóvenes asturianos siguen siendo los que más bebenGráfico

La ley que prohíbe comprar y consumir alcohol antes de los 18 años redujo en un 7% los atracones etílicos, según la encuesta Estudes

PABLO SUÁREZ OVIEDO.

La prohibición de consumir y comprar alcohol por parte de los menores de 18 años, una medida que entró en vigor en Asturias hace tres años, redujo en un 7% las borracheras y atracones etílicos entre los jóvenes del Principado. No obstante, los asturianos de 14 a 18 años siguen siendo los que más beben del país. En los últimos doce meses afirman haber ingerido alcohol el 76,10% de los encuestados frente al 75,6% de la media del país. Así lo reflejan los datos de la encuesta Estudes que ayer presentó la Consejería de Sanidad. Para elaborar este trabajo, mediante el cual se intenta trazar una radiografía sobre el consumo juvenil de drogas en la región, fueron encuestados 1.898 estudiantes pertenecientes a 48 centros educativos públicos y privados.

Los datos que arroja la encuesta realizada en los años 2016 y 2017 auguran, según el director de Salud Pública, Antonio Molejón, «una mejora a largo plazo en los indicadores de salud, con el consumo de tabaco y alcohol en claro descenso», y con un aumento en la edad en la que los jóvenes se inician en la ingesta de bebidas alcohólicas. «Se aprecia un logro indudable en términos de salud pública», destacó José Ramón Hevia, director del Plan de Drogas para Asturias y uno de los encargados de presentar los datos junto con el director general de Salud Pública y el técnico Antón González.

Los resultados de la encuesta

7%.
Es lo que disminuye el número de borracheras entre los jóvenes asturianos desde la entrada en vigor de la ley del alcohol.
20%.
Porcentaje de encuestados que reconocen haberse emborrachado en los últimos 30 días previos a la encuesta.
14.
Edad a la que comienzan a fumar los varones participantes en la encuesta.
1%.
Es el porcentaje que aumenta el consumo de tranquilizantes entre los jóvenes encuestados. Se ahondará en su estudio.
35%.
Cantidad de jóvenes que admiten haber consumido bebidas alcohólicas en gran cantidad durante el último mes.
63,3%
Afirman que no probarían la marihuana o el hachís aunque estas drogas fueran legalizadas.

Por primera vez «baja de manera patente» la cifra de jóvenes que dice haberse emborrachado en los últimos 30 días, que pasan del 27% al 20%, los valores más bajos de la serie histórica, aunque el 76,1% de los encuestados reconoce haber consumido alcohol en el último año. Un descenso, el de las borracheras, que la consejería vincula a la entrada en vigor en marzo de 2015 de la llamada 'ley del alcohol', que prohíbe la venta y consumo de bebidas alcohólicas a quienes no hayan cumplido los 18 años. A pesar de esa prohibición, que al Principado no llegó hasta hace tres años aunque ya existía en el resto del país, muchos de los encuestados menores de edad aseguran que la bebida la suelen comprar en bares, pubs, discotecas y supermercados, un claro indicador, tal y como reconocían los responsables sanitarios, «de que aún queda mucho trabajo por hacer».

Respecto a las edades de inicio, los consumos más tempranos siguen siendo los de alcohol, 13,9 años, y tabaco (14,1), así como tranquilizantes, que irrumpen con fuerza a partir de los 14 años. Un poco más, 14,6 años, es la edad a la que los jóvenes comienzan a protagonizar atracones etílicos, mientras que el cannabis se sitúa más cerca de los 15.

El director de Salud Pública, Antonio Molejón, junto con el director del Plan de Drogas, José Ramón Hevia, y el técnico Antón González, durante la presentación de la encuesta.
El director de Salud Pública, Antonio Molejón, junto con el director del Plan de Drogas, José Ramón Hevia, y el técnico Antón González, durante la presentación de la encuesta. / Pablo Lorenzana

Dicen consumir marihuana un 18% de los encuestados. Dato que confirma una tendencia a la baja, tras haber descendido del 35 al 24% desde 2004. Y, después, rondar el 20% hasta 2008. Los varones se sitúan, en este caso, a la cabeza a bastante distancia de las mujeres en materia de consumo, especialmente el diario.

Con vistas a realizar un estudio más exhaustivo, Sanidad ha incluido al análisis de resultados de esta encuesta la escala 'CAST' (Cannabis Abuse Screening Test), que realiza un cribado del consumo problemático de esta sustancia capaz de evaluar la severidad de la dependencia. De esta manera, se obtuvo que la mayoría de los escolares «no tiene problemas significativos en relación a su consumo, ya que aproximadamente el 80% no lo ha utilizado en los últimos 12 meses». Sin embargo, entre el 26,5 % que sí lo ha hecho, podría haber un 17% con criterios de abuso y un 15% con pautas de dependencia.

Pantallas, la nueva droga

Otra de las novedades en esta edición de la encuesta Estudes es la introducción de una nueva cuestión de la que carecían las anteriores entregas. Se trata de preguntar a los estudiantes si, en el caso de que la marihuana y el hachís fuesen legalizados, probarían este tipo de sustancias. Las respuestas revelan que en Asturias un 63,3% seguiría sin consumirlas, frente a un 10,3% que sí y un 26,4% que ya las probó. Unos resultados que están próximos a la media española.

En la encuesta del próximo año, avanzó Hevia, se contemplará la inclusión de un nuevo tipo de 'droga': la adicción al juego y a los dispositivos tecnológicos. Según el director del Plan de Drogas, el número de jóvenes 'enganchados' a estas prácticas alerta de un «más que posible» problema futuro.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos