Ultimátum de Bruselas a España por la mala calidad del aire en el área central de Asturias

El comisario europeo Karmenu Vella, tras la reunión con los nueve países incumplidores.
El comisario europeo Karmenu Vella, tras la reunión con los nueve países incumplidores. / AFP

Le da una semana para presentar medidas que garanticen cumplir la normativa comunitaria, bajo la amenaza de llevarla ante el Tribunal de la UE

IVÁN VILLAR GIJÓN.

«Los estados miembros tienen la responsabilidad de abordar con la urgencia que merece el problema de la contaminación atmosférica. La inacción tiene consecuencias para los ciudadanos y para el aire que respiran. Y también tiene consecuencias legales». El comisario europeo de Medio Ambiente, el maltés Karmenu Vella, lanzó ayer un ultimátum a España y otros ocho países comunitarios (Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, República Checa, Hungría, Eslovaquia y Rumanía) para que adopten medidas que garanticen el inmediato cumplimiento de la normativa europea sobre calidad del aire. En concreto, fijó la próxima semana como plazo máximo para que cada Estado concrete los planes con los que pretende adecuarse a los límites de emisiones que marcan las directivas comunitarias. De lo contrario, Bruselas les llevaría ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea para que les imponga las sanciones correspondientes. «Ya hemos esperado demasiado y prolongado ampliamente el límite para cumplir con las obligaciones legales. Lo único que impediría a la Comisión recurrir a la Justicia sería la adopción de medidas suficientes para alcanzar de forma inmediata sus objetivos», señaló.

El ministerio atribuye los altos niveles en la zona de Avilés a la ubicación de la estación

Vella lanzó esta advertencia durante una reunión con representantes de los nueve países mencionados, todos ellos con expedientes abiertos por superar de forma regular los límites de dióxido de nitrógeno o de partículas finas (PM10) en alguna parte de su territorio. En el caso de España, el problema se circunscribe al área central de Asturias, un municipio de Jaén, el área metropolitana de Barcelona y la ciudad de Madrid. La secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García Rodríguez, representante española en esa reunión, aseguró que para el Gobierno «la mejora de la calidad del aire es una cuestión prioritaria» y destacó que «España está en una situación mejor que la del resto de países que han sido convocados por el comisario y los incumplimientos de contaminantes atmosféricos no constituyen un problema general, sino circunscrito a unas zonas geográficas concretas». Añadió que la gestión y control de la calidad del aire «corresponden a los ayuntamientos y a las comunidades autónomas».

130.000 afectados asturianos

En lo que respecta a Asturias, García Rodríguez aseguró que «los incumplimientos afectan a una población inferior a los 130.000 habitantes» y destacó que «la administración regional ha puesto en marcha dos planes de mejora de la calidad del aire, uno para la zona central y otro para Avilés, para reducir la contaminación por partículas en suspensión y la procedente del manejo de graneles en el puerto de Avilés y mejorar la movilidad en la zona». Añadió que «el problema de contaminación deriva de la inadecuada ubicación de una estación, de manera que en la zona de Avilés se produce una sobreestimación de la medición de partículas en suspensión», por lo que ha solicitado cambiarla de lugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos