La sanidad toma medidas para afrontar el alto coste que dejará en Asturias el envejecimiento

La sanidad toma medidas para afrontar el alto coste que dejará en Asturias el envejecimiento

En 2031, el 34% de los asturianos tendrá más de 65 años y uno de cada diez será octogenario. Además, habrá 340.000 enfermos crónicos

LAURA FONSECA GIJÓN.

Una sanidad asturiana reorientada hacia los cuidados y la atención sociosanitaria, y en el que los equipos de Primaria, es decir, los centros de salud, serán una pieza clave. Asturias ha comenzado a tomar medidas ante lo que considera ya un problema de peso: el elevado envejecimiento de su población. La Consejería de Sanidad, en consonancia con cinco sociedades científicas de médicos y enfermeros, ha firmado un protocolo de actuación donde deja claro que el gran reto del sistema de salud para los próximos años será atender a la que será su población mayor.

Porque en Asturias habrá en poco tiempo muchas más personas en edad de jubilación. Según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2031, es decir, dentro de trece años, el 34% de los habitantes del Principado tendrá más de 65 años y uno de cada diez asturianos será octogenario. La sangría demográfica y la distancia entre la pirámide poblacional de jóvenes y mayores se agudizará, inclinando la balanza hacia la vejez. El documento firmado ayer, denominado 'Estrategia para un nuevo enfoque de la Atención Primaria', recoge que en los últimos treinta y cinco años el Principado ha llegado a perder 86.948 habitantes. Y lo peor de todo es que los seguirá perdiendo. En ese horizonte que plantea para el año 2031, el Principado habrá bajado ya de su umbral del millón de habitantes y se situaría en los 925.084 habitantes. Será, además, una población más envejecida y, también, más enferma.

Asturias tiene contabilizadas en la actualidad 333.634 personas afectadas por alguna enfermedad crónica, un colectivo que se estima que irá a más. «La cronicidad supone un reto no solo por el cambio en el enfoque del sistema sanitario sino desde el punto de vista de la sostenibilidad del mismo ya que el coste de la asistencia sanitaria crece de forma proporcional al aumento del envejecimiento y la cronicidad», detalla el protocolo. Los expertos calculan que «un paciente con varias patologías crónicas supone seis veces más gasto sanitario, requiriendo más medios materiales y humanos para su atención, así como una mejor coordinación».

La Atención Primaria debe cambiar de estrategia, huir del modelo «hospitalocentrista» y avanzar hacia una atención integral del enfermo, donde los cuidados y sus cuidadores tengan cabida, y el que los centros de salud puedan hacer investigación y los profesionales dispongan de más recursos, entre ellos, la posibilidad de realizar ecografías, detalla el protocolo.

«Tenemos el compromiso de la Administración autonómica y de los profesionales; una estrategia, un plan bien trazado y un sistema para acreditar que cumplimos con lo que nos hemos impuesto y que lo haremos, además, con criterios de máxima calidad», indicó el consejero de Sanidad, Francisco del Busto.

Se pretende que los centros de salud pongan en marcha un plan para la prevención de suicidios, además de mejorar el trabajo entre los equipos de urgencias y los de turno fijo de manera de evitar el llamado 'síndrome del centro vacío'. También proponen que los médicos puedan informar de los resultados clínicos por teléfono cuando éstos sean normales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos