El 'Creoula' pone fin «con un éxito rotundo» a su travesía de diez días

Los participantes en esta última expedición del buque-escuela 'Creoula', en Lisboa. / E. C.
Los participantes en esta última expedición del buque-escuela 'Creoula', en Lisboa. / E. C.

Los alumnos del buque escuela han recibido formación en primeros auxilios y participado en un taller de periodismo de la mano de EL COMERCIO

ÓSCAR PANDIELLO A BORDO DEL 'CREOULA'.

Diez días intensos días de formación, faenas, trabajo en equipo y mucho amor por la mar. Así ha concluido la duodécima campaña del buque escuela portugués 'Creoula', que desde sus inicios involucra a españoles y portugueses en la experiencia única de la Universidad Itinerante del Mar (UIM). Después de hacer escala en Málaga, la tripulación del buque se echó de nuevo a la mar para completar la etapa de navegación más simbólica del viaje. No en vano, los diecinueve viajeros aportados por la Universidad de Oviedo vivieron de primera mano dos momentos inolvidables. El primero, el paso por el estrecho de Gibraltar, que tuvo lugar al atardecer del pasado miércoles y supuso un espectáculo estético desde el barco. Las fuertes corrientes en la zona, sin embargo, hicieron que el navío tardase más de diez horas en cruzar el paso. A sus costados, decenas de graneleros y enormes barcos de mercancías superaron el peñón durante toda la madrugada.

En la mañana del viernes, el navío completó su marcha frente a la punta de Sagres y el Cabo San Vicente. El primero, con un marcado significado para la época dorada de descubrimientos lusos en ultramar y, el segundo, como punto más occidental de Europa.

«Gran ambiente»

El tiempo acompañó estas últimas jornadas, que consiguieron cohesionar al grupo durante las tareas diarias del buque. Entre ellas, las palestras didácticas sobre primeros auxilios y emprendimiento o el taller de periodismo, a cargo de EL COMERCIO, que logró completar tres tiradas de Alvorada, el diario en papel del 'Creoula'. Más de diez alumnos portugueses y españoles participaron en su confección. El resto de la tripulación agradecía a primera hora la presencia de cada nuevo ejemplar sobre las mesas del comedor.

Ayer, tras llegar a puerto en la Base Naval de Lisboa, los tres directores de la UIM no dudaron en calificar como «éxito rotundo» esta nueva edición del programa. Fermín Rodríguez (Universidad de Oviedo), Rui Cabreal e Silva (Universidade do Porto) y Carvalho da Silva (Escola Naval) felicitaron a los participantes en el curso por «el gran ambiente de trabajo» creado y se citaron para una nueva aventura en el verano de 2018.

Está por ver si el veterano 'Creoula' necesitará un tiempo en dique seco para renovar sus prestaciones, pero lo que queda patente es que la intención de la UIM es seguir su rumbo siempre que los vientos lo permitan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos