El crucero 'Saga Pearl II' atraca en Avilés para refugiarse de la fuerte tormenta

El barco atracó en la dársena San Agustín, junto al Centro Niemeyer. / MARIETA
El barco atracó en la dársena San Agustín, junto al Centro Niemeyer. / MARIETA

Los pasajeros celebran la decisión de desviarse y afirman que sintieron «miedo cuando el barco se tambaleaba en medio de la tormenta»

S. G. AVILÉS.

El crucero Saga Pearl II atracó ayer en la dársena San Agustín de Avilés, junto al Centro Niemeyer, tras ser desviado para evitar la borrasca prevista en Finisterre. Su parada oficial era La Coruña pero una fuerte tormenta sufrida durante la navegación y las malas previsiones de la costa gallega hicieron que las autoridades escogieran el puerto avilesino para refugiarse.

Los cruceristas aplaudieron la decisión tomada y afirman que sintieron «miedo» durante la noche ya que el barco navegó entre fuertes vientos y olas de hasta siete metros, según narraron a su llegada a la ciudad. «El barco se tambaleaba en medio de la tormenta. Hay pasajeros y mobiliario que acabó en el suelo», explicó David Brass.

Aprovechando la escala, la mayor parte de los turistas dejaron el barco para recorrer la ciudad. Se quedaron durante 24 horas y partirán hoy, a las 9 horas, hasta el nuevo puerto de destino. «Llegar y ver que no había lluvia fue toda una alegría», comentó Patricia Savage, una de las pasajeras, que ya había pasado por turismo para recoger mapas de la ciudad. Adrienne, Shirley y Carole, tres amigas inglesas, festejaban estar «en tierra firme» y comentaban, entre risas que «ha sido un acierto, llegar y ver un edificio como este alegra a cualquiera».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos