El Comercio

Arnicio se queda este año sin su Certamen de Queso Casín

  • La Sociedad de Festejos que organizaba la feria la ha suspendido por falta de financiación y de personal

La XVII edición del Certamen del Quesu Casín de la Collada de Arnicio debería haberse celebrado los próximos 30 y 31 de agosto. A lo largo del último cuarto de siglo ha sido una cita marcada en el calendario veraniego para que los elaboradores caseros y profesionales de este producto pudieran mostrarlo y darlo a probar. Nunca le ha faltado el respaldo del público, aunque, sin embargo, el certamen desaparece este año. Y con él el escaparate no solo del queso, sino también el de la miel y la artesanía del Parque Natural de Redes.

Los motivos son varios, un cúmulo de circunstancias que cada año ha ido haciendo más complicada la organización de la fiesta a una asociación vecinal que ha decidido echar el freno.

Por una parte pesa la falta de manos voluntarias para encargarse de todos los trámites y preparativos. Por otra, la falta de dinero. La Sociedad de Festejos ha explicado que el evento contaba con ayuda del Gobierno del Principado, pero que esta no era suficiente para los gastos ocasionados durante los dos días de celebración del certamen. Hay que señalar que además de la propia feria de quesos y artesanía a su alrededor se montaba una auténtica fiesta con otras actividades como verbenas, una carrera de cintas a caballo y una parrillada.

También han pesado las mayores exigencias sobre el queso desde que obtuvo la Denominación de Origen Protegida (DOP). «Lo llevamos hasta donde pudimos», dice Antonio Aladro, uno de los miembros de la organización, quien lamenta la pérdida de tan señero certamen y teme que el hecho de que no se celebre este año haga que se pierda la declaración de fiesta de Interés Turístico Regional, obtenida en 2008.

Los queseros

Curiosamente, la suspensión de la fiesta se da en un momento en el que el queso casín goza de una extraordinaria buena salud. Su elaboración era exclusivamente casera hasta que Marigel Álvarez, quien se mantuvo como única productora hasta hace tres años, abrió su quesería hace algo más de dos décadas. Ahora, con cuatro queserías funcionando, es el momento en el que se producen más ventas y está habiendo una mayor distribución del casín que, aunque tímidamente, ha logrado incluso traspasar las fronteras españolas.

Álvarez, presidenta de la DOP, lamenta la desaparición «lamentable» de esta feria tan importante para los queseros y ha explicado que aunque este año no haya fiesta, el organismo no dejará pasar más tiempo en esta situación. «Tomaremos cartas en el asunto», manifestó.

Temas