El Comercio

Lena ordena cerrar una explotación por insalubridad y maltrato al ganado

  • «Se pone fin a una historia de sufrimiento animal que el gobierno local de IU nunca debería haber permitido», afirma el PSOE

El Ayuntamiento de Lena ha iniciado el expediente de clausura de una explotación ganadera por diversas irregularidades tras recibir varias denuncias vecinales por posible maltrato animal e insalubridad de las instalaciones. La asociación vecinal en San Feliz lleva, de hecho, denunciando la grave situación en que se encontraban los animales desde hace varios años. La descripción que hacen es dantesca, pero el detonante último fue cuando se observaron el pasado mes de junio varias reses muertas en el interior de las instalaciones de Castañera, lo que generaba «un importante riesgo sanitario».

Entonces fue el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Daniel Sánchez Bayón, quien alzó la voz contra esta situación y reclamó al gobierno local (Izquierda Unida) una actuación «inmediata». El socialista afirmaba también que se había constatado «desde hacía tiempo» la existencia de informes municipales «que han estado silenciando y que instan al Ayuntamiento de Lena a que ordene la clausura de la explotación ganadera». Ya se registraron más casos de posible maltrato animal en esta explotación, decía, y fue asunto de debate en una comisión en octubre de 2015.

Bayón relataba ayer que el equipo de gobierno de IU compareció en la mencionada comisión «para decir que todo estaba en orden y que no había ninguna irregularidad en aquella explotación ganadera. Además, nos tacharon públicamente de mentirosos, oportunistas y alarmistas, entre otras muchas cosas». El concejal recuerda que se pidieron explicaciones «cuando los vecinos de San Feliz se pusieron en contacto con este grupo municipal, y por la falta absoluta de respuesta con la que se había tratado a los vecinos durante años».

Tras la denuncia del pasado mes de junio -que recogió entonces EL COMERCIO- «descubrimos que desde hacía un año, en junio del año 2015, los servicios técnicos del Ayuntamiento habían emitido un informe, que se nos había silenciado y ocultado en la comisión de octubre de 2015, en el que indicaba que se debía proceder a la inmediata clausura de la explotación ganadera por incumplimiento de diversas normas locales».

El texto mencionado señalaba lo siguiente: «A la vista de la situación de insalubridad que provoca la actividad y teniendo en cuenta que se incumplen las condiciones higiénicas que son de aplicación en los entornos habitados, así como las distancias mínimas entre instalaciones de estabulación permanente y las viviendas más próximas, se recomienda la inmediata clausura de la actividad y el precinto de la cuadra, que no podrá ser destinada a fines ganaderos debido a que se encuentra rodeada de viviendas». Asimismo, el informe municipal señala que se establece una valoración de la «posible ejecución subsidiaria en la cantidad de tres mil euros».

«Dejación de funciones»

Las críticas socialistas sobre el asunto se elevan de tono cuando asegura que IU «nos había mentido y, además, descalificado en aquella comisión de ganadería de octubre de 2015 ocultando informes técnicos que ya existían y, lo que es peor, habían estado privando a los vecinos de una respuesta durante años, en los que el gobierno de Lena hizo dejación absoluta de sus funciones».

Por eso, continúa Bayón, «nos complace informaros a todos de que el Ayuntamiento acaba de iniciar un expediente de clausura; parece el principio del fin de una historia de sufrimiento animal, de insalubridad, y de molestias vecinales que nunca se debió haber permitido».